Duhalde confirma que continuará la actual política cambiaria

El Presidente argentino descartó una nueva convertibilidad con dólar fijo y señaló que no quiere "ni imaginar la hipótesis" de que no se concreten las medidas reclamadas por el Fondo Monetario Internacional. Además, admitió la posibilidad de que las tarifas de los combustibles sigan aumentando.

28 de Mayo de 2002 | 10:40 | Agencias, EMOL
BUENOS AIRES.- Si el Congreso deroga la ley de Subversión Económica y los gobernadores provinciales firman el pacto de ajuste fiscal, Argentina alcanzará un acuerdo crediticio con el FMI "dentro de dos o tres semanas", afirmó este martes el Presidente Eduardo Duhalde.

"Si se deroga la ley (de delitos económicos) y todos los gobernadores firman, dentro de dos o tres semanas tendremos el acuerdo (con el FMI) finalizado y muy rápidamente vendría el dinero para prefinanciar exportaciones", dijo Duhalde a la radio Mitre.

El Mandatario negó, además, toda posibilidad de que se instrumente un tipo de cambio fijo, como el que rigió durante 11 años de convertibilidad hasta enero pasado, lo que desembocó en una devaluación de un 70% en la moneda local.

"Ni imaginar siquiera la hipótesis de no acordar con el FMI. Ahora es el momento de cumplir. Hablé con líderes del Grupo de los Siete (G7, industrializados) y sobre todo los europeos, y todos ellos dicen que no habrá nuevos requisitos para alargar el acuerdo", dijo el Primer Mandatario.

Duhalde dijo que Argentina "no puede convertirse en una isla y si bien las políticas de la globalización son injustas, quedar afuera es mucho peor, aunque los subsidios que aplican naciones desarrolladas son obscenos".

Argentina está negociando la restitución de líneas de préstamo por unos 9.500 millones de dólares, pura y exclusivamente para cancelar obligaciones con organismos internacionales y no entrar en mora con ellos como lo hizo con los acreedores privados por unos 100.000 millones de dólares en diciembre pasado.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y la comunidad internacional le reclaman al gobierno de Duhalde que impulse en el Parlamento la eliminación de la norma de Subversión Económica.

Si el Senado convierte en ley esta semana el proyecto de derogación, quedará en libertad el banquero argentinos Carlos Rohm y se abandonarán los procesos judiciales contra una treintena de empresarios acusados de evadir capitales, entre ellos algunos estadounidenses, como el ex subscretario del Tesoro David Mulford.

"Entre el martes y el miércoles esperamos la sanción definitiva (para la derogación) de la ley de Subversión Económica (en vigencia desde 1974 para castigar delitos económicos federales)", dijo en rueda de prensa el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof.

El FMI también pide que cada provincia se comprometa a reducir el déficit fiscal en un 60%, entre otras reformas impositivas y financieras, como la que facilitaría el levantamiento del bloqueo de fondos bancarios, uno de los factores que agudizó la recesión que desde hace cuatro años carcome la economía argentina.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores