FARC intensifican campaña de intimidación contra alcaldes

El grupo rebelde colombiano lanzó un ultimátum al gobernador y demás funcionarios del departamento de Arauca en la frontera con Venezuela, para que abandonen sus cargos en los próximos diez días, bajo amenaza de ser asesinados si no lo hacen.

BOGOTA.- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) intensificaron su campaña de intimidación contra las autoridades civiles de Colombia, al obligar a dimitir, bajo amenazas, al gobernador y demás funcionarios del departamento de Arauca y de una zona del suroeste del país, denunciaron esta noche fuentes oficiales.

En un comunicado, difundido por el canal Caracol de televisión, el grupo rebelde lanzó un ultimátum a los mandatarios, congresistas y demás empleados públicos de Arauca (noreste, fronterizo con Venezuela) para que abandonen sus cargos en los próximos diez días, so pena de ser asesinados.

Los funcionarios que desatiendan ese aviso serán declarados "objetivo militar", advirtieron las FARC en su mensaje.

El gobernador del departamento de Cauca (suroeste), el líder indígena Floro Tunubalá, señaló, por su parte, que una situación similar se registra en seis municipios de la región, cuyas autoridades civiles y judiciales anunciaron su retiro por presiones del grupo insurgente.

Según Tunubalá, las FARC extendieron su amenaza a los mandatarios de las localidades de Bolívar, Piamonte, El Patía, Almaguer, San Sebastián y La Vega, quienes deberán abandonar sus cargos ante el temor de ser asesinados.

"Todos los alcaldes del macizo colombiano -como se le conoce a esa región del país- están amenazados", denunció el funcionario, tras señalar que el propósito de las FARC es sustituir al Estado en sus funciones mediante el uso de la fuerza.

A la renuncia de los mandatarios caucanos se suma la de otros diez burgomaestres del suroeste del país, quienes tuvieron que dimitir en los últimos días ante las amenazas de muerte proferidas en su contra por las FARC, la principal guerrilla del país con unos 17.000 efectivos.

La Federación Nacional de Municipios señaló igualmente que 50 alcaldes de todo el país han tenido que trasladar sus despachos a zonas más seguras, debido a la campaña de intimidación de los rebeldes.

A raíz de esa situación, el ministro colombiano del Interior, Armando Estrada, convocó esta noche a los representantes de los mandatarios y a los organismos de seguridad a una reunión extraordinaria, con el fin de discutir una serie de medidas tendientes a neutralizar la ofensiva insurgente.

El Gobierno ha desechado de momento la propuesta de algunos gobernantes de asignar alcaldes militares en aquellas zonas con presencia guerrillera, en espera de hallar un mecanismo que no altere el orden democrático.
DPA
Miércoles, 12 de Junio de 2002, 21:53
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion