Irak enviará emisarios a Europa para evitar ataque estadounidense

El vicepresidente iraquí, Taha Yassin Ramadán informó sobre el envío de delegados de su país hacia varios estados europeos, con el fin de buscar apoyo en contra de un eventual ataque de Estados Unidos a Irak.

01 de Septiembre de 2002 | 10:44 | AFP
BAGDAD.- Bagdad anunció este domingo el envío de emisarios a Europa con el fin de conseguir apoyo en contra un eventual ataque estadounidense en Irak, cuya oportunidad divide a los países de la Unión Europea.

Según el vicepresidente iraquí, Taha Yassin Ramadán, el país petrolero enviará delegados a varios estados europeos, entre ellos Francia y Alemania, para explicar las consecuencias de las amenazas estadounidenses contra el pueblo iraquí, así como los peligros que un ataque significaría para la paz y la seguridad mundial.

Ramadán se congratuló ante la posición expresada por la Unión Europea (UE) respecto a su país, que, según él, significa una oposición a cualquier ataque estadounidense para derrocar a Saddam Hussein.

"Constatamos una mejoría de la actitud europea respecto a la arrogancia norteamericana (...) pues (Washington) quiere extender su hegemonía al mundo entero sin excepción, y la Comunidad Europea también es un objetivo", declaró Ramadán, quien agregó que el papel de la UE en este conflicto es cada vez más importante, pues, según dijo, la "arrogancia estadounidense es flagrante".

El dirigente iraquí estimó además que la voluntad de Estados Unidos de derrocar al régimen de Irak es un fenómeno nuevo que podría afectar a todos los países y regímenes que no están alineados con Washington.

La UE endureció su postura ayer sábado contra Saddam Hussein, instándole a recibir de nuevo a los inspectores de la ONU, si bien lo hizo manteniendo las distancias con Estados Unidos.

Los ministros de Relaciones exteriores de la Unión Europea reunidos en Elsinor, al norte de Copenhague, manifestaron su opinión en cuanto a que el Gobierno de Saddam Hussein debe aceptar las inspecciones de la ONU en su territorio.

"El régimen iraquí debe dejar entrar a los inspectores de la ONU y debe hacerlo inmediatamente", declaró en nombre de sus colegas el jefe de la diplomacia danesa, Per Stig Moeller, en una rueda de prensa al terminar el encuentro entre los Jefes de Estado europeos.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, quien hasta el momento ha mantenido su silencio respecto a un posible ataque a Irak, solicitó la divulgación de todas las informaciones disponibles sobre Bagdad, en una entrevista difundida este domingo por la cadena de televisión BBC.

Asimismo, Powell planteó la necesidad de formular un debate en el seno de la comunidad internacional, de manera que el mundo pueda extraer sus conclusiones acerca del conflicto con Irak.

En tanto, el vicepresidente Ramadán, formuló una dura crítica contra Irán, país que a su juicio, se ha caracterizado por prestar su colaboración a los "sionistas".

"Los persas no cooperaron en ningún momento de la historia con los árabes en su lucha contra los sionistas. Fueron aliados de los sionistas durante todo el conflicto entre estos últimos y la nación árabe o musulmana", declaró Ramadán ante sindicalistas jordanos.

"Los objetivos de los persas respecto al mundo árabe no son inferiores a los de los sionistas, pero pese a ello ese país (Irán) sigue siendo nuestro vecino y debemos actuar para normalizar nuestras relaciones", añadió.

Ramadán respondía así a una pregunta sobre la posibilidad de una alianza Bagdad-Teherán-Damasco frente a las amenazas estadounidenses de atacar a Irak.

Por su parte, Irán y Turquía expresaron este domingo su oposición a una eventual acción militar contra Irak y se pronunciaron por una "solución pacífica", según anunció la televisión iraní.

Según la estación, el ministro iraní de Relaciones exteriores, Kamal Jarazi, y el Viceprimer ministro y jefe de la diplomacia turca, Sukru Sina Gurel, expresaron su oposición común en una entrevista en Teherán.

Citado por la televisión, Jarazi estimó sin embargo que el régimen iraquí es imprevisible en su comportamiento, y en las últimas dos décadas "ha causado mucho daño a los países de la región", refiriéndose a la guerra Irán-Irak (1980-1988) y a la invasión de Kuwait por tropas iraquíes en 1990.


Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores