Gran mayoría de argentinos creen que elecciones no resolverán problemas

"Apenas dos de cada diez argentinos creen que las próximos comicios podrían producir cambios importantes en el país", sostiene un artículo del diario "Página 12".

08 de Septiembre de 2002 | 11:31 | Ansa
BUENOS AIRES.- El 80 por ciento de los argentinos considera que las elecciones previstas para marzo de 2003, en las que se elegirá un nuevo presidente, no producirán cambios positivos en el nivel de vida de la empobrecida población.

Así se desprende de una encuesta de la consultora local Graciela Rmer y Asociados, publicada hoy por el diario "Página 12".

"Apenas dos de cada diez argentinos creen que las próximas elecciones podrían producir cambios importantes en el país", sostiene el artículo, que añade que los argentinos "no tienen grandes expectativas de cambio ni aunque gane el candidato al que piensan votar".

"seis de cada diez personas creen que su candidato tiene pocas o ninguna chance de hacer cambios en el país", indica el sondeo.

Los votantes que mayor grado de confianza expresaron en sus candidatos son los que ya eligieron sufragar por los ex presidentes Carlos Menem (1989-1999) y Adolfo Rodríguez Saá, quien ejerció el poder sólo por siete días, tras la caída del ex mandatario Fernando De la Rúa en diciembre de 2001.

Rodríguez Saá aparece hoy como el favorito en la mayoría de las encuestas de intención de voto.

La muestra, sobre 700 casos en los principales distritos electorales, la Capital Federal y Gran Buenos Aires, refleja -según las conclusiones de la consultora- "escepticismo generalizado en relación a las elecciones".

El 57 por ciento de los consultados sostiene que los cambios que necesita el país deben ser "drásticos, cueste lo que cueste".

Argentina está inmersa en la peor crisis económica e institucional de su historia: entre fines de diciembre y principios de enero desfilaron por la casa de gobierno cinco presidentes, el actual presidente Eduardo Duhalde tiene apenas un cinco por ciento de aceptación entre la población y la pobreza alcanza a casi la mitad de los 37 millones de habitantes.

En enero pasado, el gobierno decidió devaluar la moneda, el peso, tras una paridad uno a uno con el dólar que duró casi 11 años.

Hoy, el dólar cotiza a 3,65 pesos y la tasa de desocupación y subocupación alcanza a casi el 40 por ciento de la población económicamente activa.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores