Intento de golpe de estado en Costa de Marfil

El cadáver del general Robert Guei fue encontrado en la vía pública. Mientras, los amotinados controlan Buaké, la segunda ciudad del país.

19 de Septiembre de 2002 | 12:02 | AFP
ABIDJAN, Costa de Marfil.- Costa de Marfil fue sacudido este jueves por otro motín de cientos de soldados en el que fueron muertos el general Robert Guei y el ministro del Interior, Emile Boga Dudu.

Los amotinados se hicieron con el "control total" de Buaké, la segunda ciudad del país africano.

La televisión oficial de Costa de Marfil interrumpió sus programas para informar que el país enfrentaba un "intento de golpe de estado".

"Muchos rumores recorren el país. Nos preguntábamos si se trataba de un motín. Está claro que se trata de un intento de golpe de estado", declaró el periodista anunciando una intervención inminente del ministro de Defensa.

En Abidján, violentos combates dejaron por lo menos diez muertos y varias decenas de heridos en total en la mañana del jueves entre las fuerzas leales al gobierno, según un primer balance militar provisional. Además habrían muerto varios asaltantes.

Desde el principio de la jornada, cuando se escuchaban disparos de artillería pesada en la capital económica marfileña, el régimen del presidente Laurent Gbagbo señaló al general Guei como instigador de este motín. Guei fue autor de un golpe de estado en 1999.

"Hemos identificado a la persona que está al origen de los disturbios. Es el general Guei", declaró a la prensa en Roma Alain Toussaint, asesor de comunicación del presidente Gbagbo, quien se encuentra de visita oficial en Italia.

Según el ministro marfileño de Defensa, Moise Lida Kouassi, el cadáver del general fue hallado en una calle cercana a uno de los grandes hospitales de Abidján. El ministro del Interior murió al principio de la sublevación, según la misma fuente.

Según un dirigente político contactado telefónicamente desde París, los amotinados tomaron el "control total" de la ciudad de Buaké.

Dos oficiales y el comandante militar de la región murieron y dos dirigentes políticos fueron secuestrados, entre ellos el ministro de Deportes, François Amichia, según una fuente militar.

Uno de los amotinados, interrogado por la AFP en Abidján, dijo que "nadie sale (en Buaké), nadie trabaja". Los sublevados estaban en poder principalmente de la base aérea de la ciudad.

En Abidján, los disparos comenzaron hacia las 3.00 de la madrugada (local y GMT). "Estimamos en quinientos o sescientos el número de asaltantes que atacaron en varias olas. Estaban equipados de fusiles de asalto AK-47, ametralladoras pesadas T-38 y armas antitanque", declarcó una fuente militar.

En torno al campamento militar de la gendarmería de Agban, atacado por la mañana, periodistas de AFP contaron ocho cadáveres de hombres presentados como asaltantes por los gendarmes presentes.

Los gendarmes retomaron el control del campamento, uno de los principales acuartelamientos de Abidján, pero disparaban contra todos los hombres y vehículos sospechosos.

En torno al campamento, los oficiales tenían dificultades para tranquilizar a sus hombres, muy tensos, y los disparos partían regularmente sin orden ni control.

La esposa del ministro de Defensa también fue secuestrada por los asaltantes después del ataque a su domicilio durante la noche. El ministro de Defensa indicó previamente que "hay indicios de que enfrentamos un intento de golpe de estado".

"De momento, mantenemos la tesis de un intento de motín por parte de soldados que iban a ser desmovilizados, pero efectivamente hay algunos indicios que pretendemos comprobar y confirmar", declaró Kouassi.

Francia, que tiene 600 soldados estacionados en ese país, sigue "con atención la situación en Costa de Marfil", anunció el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores