Inspectores de la ONU e Irak discuten detalles de regreso

El jefe del equipo de inspectores, Hans Blix, dijo a la prensa en la sede de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) que las conversaciones operarían bajo la presunción de que nada en Irak sería inaccesible para los inspectores que buscan evidencias de armas nucleares, biológicas y químicas.

30 de Septiembre de 2002 | 11:03 | AP
VIENA.- Manteniendo una posición firme, inspectores de armas de las Naciones Unidas iniciaron el lunes conversaciones con Irak sobre un eventual regreso a Bagdad, demandando a Saddam Hussein que mantenga su promesa de acceso ilimitado a lugares sospechosos.

El jefe del equipo de inspectores, Hans Blix, dijo a la prensa en la sede de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) que las conversaciones operarían bajo la presunción de que nada en Irak -- incluyendo los palacios de Saddam -- sería inaccesible para los inspectores que buscan evidencias de armas nucleares, biológicas y químicas.

"El propósito de las conversaciones es que si y cuando se produzcan las inspecciones, no tengamos choques" sobre lo que van a hacer los inspectores, dijo Blix. "Nos gustaría tratar estas cosas por fuera desde antes".

Ambas partes discutirán "arreglos prácticos" para las inspecciones, tales como dónde se alojarán los inspectores, dónde tendrán su centro de operaciones, su seguridad y cómo serán llevadas muestras para el análisis fuera del país. Blix dijo que informará sobre las conversaciones al Consejo de Seguridad de la ONU el jueves.

Al hablar con la prensa unas dos horas y media tras el inicio de las conversaciones, el jefe de voceros de la AIEA, Mark Gwozdecky, calificó la atmósfera de las conversaciones como "de negocios" y dijo que eran "bastante amplias".

"Estamos avanzando bien", dijo. "Todos están al tanto de la importancia de que no haya malentendidos".

Una portavoz de la agencia nuclear, Melissa Fleming, dijo que el éxito de la nueva misión descansa en la promesa de Saddam de cooperar completamente.

Hace casi cuatro años, los inspectores se retiraron de Irak en vísperas de bombardeos estadounidenses y británicos en medio de acusaciones de que Bagdad no estaba cooperando con los equipos.

"Ciertamente sabemos lo que pasó la vez pasada", dijo Fleming el domingo. "Pero descubrimos el programa nuclear secreto de Irak y lo desmantelamos. Tuvimos éxito la vez pasada y si conseguimos acceso ilimitado, volveremos a tener éxito".

"Buscamos la cooperación iraquí, pero estas no son conversaciones políticas", añadió. "No vamos a negociar aquí. Vamos a poner en la mesa los requerimientos que tendremos como inspectores".

El gobierno de Estados Unidos, que busca conseguir apoyo internacional para una invasión a Irak, ha expresado dudas sobre el principal requerimiento de los inspectores: Que se les dé libertad ilimitada para examinar lo que deseen, incluyendo los ocho palacios de Saddam, que hasta ahora han sido inaccesibles.

Estados Unidos ha estado preparando una propuesta de resolución que rediseñaría el régimen de inspecciones y daría a los inspectores el poder de ingresar a los palacios de Saddam y otras instalaciones restringidas.

Bajo un acuerdo suscrito en 1998 entre Irak y el secretario general de la ONU, Kofi Annan, los inspectores quedaron sin acceso a los palacios presidenciales, que cubren un total de 32 kilómetros cuadrados.

Estados Unidos ha preparado una resolución que cambiaría el régimen de inspecciones y le daría a los inspectores la facultad de entrar a los palacios de Saddam y otras instalaciones, así como bloquear los planes del dirigente iraquí de interferir en su búsqueda de armas.

Las conversaciones a puerta cerrada, que continuarán el martes, proporcionarían la primera noción sobre si en verdad Saddam, quien niega que Irak tenga armas de destrucción masiva, habla en serio cuando promete que los inspectores tendrán acceso irrestricto a donde lo deseen.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores