Abbas: Un pragmático opuesto a la violencia

Se prevé que Abbas, quien ha respaldado el diálogo desde hace mucho y una solución negociada de dos estados al conflicto israelí-palestino, sea productivo para la paz en Medio Oriente.


A boca de urna Abbas obtuvo dos tercios de los votos.
JERUSALÉN.- Mahmoud Abbas, quien se declaró ganador de las elecciones presidenciales palestinas del domingo, es un político pragmático que se opone a la violencia y podría ser capaz de lograr difíciles compromisos en las negociaciones de paz con Israel.

Pese a su semblante serio, Abbas, de 69 años, quien por mucho tiempo fue segundo en la jerarquía palestina después del difunto Yaser Arafat, goza de amplia simpatía tanto entre los palestinos como en el extranjero. Su imagen siempre contrastó con la expresividad de Arafat.

Dos encuestas de opinión de confianza dieron como ganador a Abbas, también conocido como Abu Mazen, con un margen del 66% al 70% del voto. Los resultados oficiales serán dados a conocer el lunes.

Durante la campaña proselitista, Abbas mantuvo su posición muchas veces poco popular de que la insurgencia armada contra Israel debería terminar. Sin embargo, reiteradamente exhortó por el regreso de todos los refugiados palestinos a las viviendas que ocupaban — algo que Israel no acepta— permitió ser escoltado por militantes armados y en un momento se refirió a Israel como "el enemigo sionista".

En general, se prevé que Abbas, quien ha respaldado el diálogo desde hace mucho y una solución negociada de dos estados al conflicto israelí-palestino, sea productivo para la paz en Medio Oriente pese a los enormes retos tales, como la necesidad de reinar en medio de violentos extremistas.

La relación de Abbas con Arafat, quien falleciera el 11 de noviembre, fue tempestuosa, concluyendo con una airada renuncia al cargo de primer ministro de Arafat en septiembre del 2003 sólo después de cuatro meses en el cargo.

Los dos hombres hicieron las paces y Abbas emergió como una fuerza unificadora entre los palestinos, mientras Arafat agonizaba en un hospital de París.

Abbas nació en 1935 en la antigua ciudad de Safed, que actualmente forma parte de Israel. Huyó con su familia a Siria durante los años de intensa agitación social que precedieron a la creación de un estadio judío en 1948.

Sus allegados afirman que la experiencia le cambió la visión del mundo, llevando a Abbas a una postura de pragmatismo para hallar una solución con Israel que pudiese terminar con el sufrimiento de su pueblo.

Abbas participó en los grupos clandestinos palestinos cuando tenía 20 años y colaboró en la formación de la Organización para la Liberación de Palestina en 1964. Sin embargo, se distanció de las actividades terroristas, al continuar en Siria cuando la OLP cambió su cuartel de operaciones al Líbano en la década de los 70.

Fue uno de los primeros dirigentes de la OLP en reconocer a Israel y encabezó las negociaciones de paz en los 90. Regresó a los territorios palestinos en 1995, y fue nombrado secretario general del comité ejecutivo de la OLP en 1996.

Abbas, un musulmán devoto, ha evitado la atención pública por gran parte de su carrera y algunos le critican por su abstracción de las masas palestinas.

Entre 1999 y el 2001, Abbas sostuvo reuniones secretas con el entonces primer ministro israelí Ehud Barak y en una oportunidad se reunión con el actual primer ministro Ariel Sharon.
AP
Domingo, 9 de Enero de 2005, 19:22
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion