Autor de fallido atentado en EE.UU. fue filmado cuando compraba fuegos artificiales

Faisal Shahzad adquirió los productos pirotécnicos hace menos de dos meses en una tienda en Pensilvania.

NUEVA YORK.- El autor del fallido atentado en el Times Square de Nueva York aparece en un video comprando fuegos artificiales en una tienda en Pensilvania, los que -según un directivo de la compañía- carecían de la potencia necesaria para fabricar una bomba poderosa.


Bruce Zoldan, presidente de Phantom Fireworks, dijo que Faisal Shahzad, de 30 años, fue filmado por una cámara de vigilancia cuando adquiría fuegos artificiales de su compañía en Matamoras, Pensilvania, hace menos de dos meses.


"El M-88 que utilizó no rompería una sandía", dijo Zoldan. "Gracias a Dios que usó eso", agregó.


Por su parte, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, pidió hoy en el Senado estadounidense que se apruebe una ley para cerrar la laguna legal que permite a los terroristas comprar armas en Estados Unidos.


El edil compareció ante el comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, que convocó una audiencia tras el fallido atentado de Faisal Shahzad.


En la oportunidad, Bloomberg citó el informe de la Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO), según el cual entre 2004 y 2010 individuos incluidos en las listas de sospechosos de terrorismo han intentado comprar armas y explosivos legalmente en establecimientos de EE.UU. en 1.119 ocasiones.


También prestaron testimonio el jefe de policía de Nueva York, Raymond Kelly, y el legislador republicano Peter King, quien el 29 de abril pasado introdujo una propuesta de ley para denegar la venta de armas y explosivos a terroristas peligrosos.


"Esta legislación cierra el vacío legal que permite a aquellos individuos incluidos en la lista de sospechosos de actividades terroristas comprar armas en este país", señaló King.


En Estados Unidos, un individuo que quiera comprar un arma tiene que pasar por el Sistema Nacional de Control de Antecedentes Criminales y, si revela que incumple algunos de los requisitos recogidos en este sistema, se le deniega.


Sin embargo, bajo la actual legislación, "aún siendo calificado de terrorista o de sospechoso de terrorismo, éste no es un criterio que descalifica para comprar armas o explosivos", porque ese aspecto no se detecta, lamentó King.


"Es hora de cerrar esa brecha en nuestras leyes de armas", dijo Bloomberg, quien consideró que el FBI y los agentes de seguridad tendrían que tener la autoridad para bloquear la venta de armas a los individuos incluidos en esas listas.


El alcalde también aseguró que "en la ciudad de Nueva York estamos haciendo todo lo humanamente posible para prevenir otro ataque" y recordó que desde 1990 la ciudad ha sido objeto de 20 conspiraciones terroristas.


Por ello, Bloomberg urgió al Congreso a que conceda los fondos necesarios a los programas del Departamento de Seguridad Nacional para asegurar las ciudades, y "dar otros pasos que nos ayuden a luchar contra los terroristas y que les sea más difícil atacarnos".


En 2007, durante la administración del Presidente George W. Bush, el senador Frank Lautenberg introdujo una versión previa que fue criticada por los defensores de la Segunda Enmienda, que recoge el derecho constitucional a poseer armas de fuego.


Bloomberg señaló que esta iniciativa de ley para impedir la compra de armas a terroristas no afecta a la Segunda Enmienda, porque "nuestros padres fundadores no la escribieron para dar poder a gente que quiere aterrorizar a un Estado libre sino para proteger a la gente que podría defender 'la seguridad de un Estado libre'".


"Actualmente, la seguridad de nuestro Estado libre está siento puesta a prueba por terroristas", agregó el alcalde, quien urgió a los senadores a "dar los pasos para fortalecer el imperio de la ley incluyendo el cierre de esa brecha legal".


En la misma línea se manifestó Kelly, quien señaló que en los últimos años se han reforzado las medidas de seguridad en la ciudad e incluso han llevado a cabo operaciones encubiertas para demostrar "la facilidad con la que los terroristas pueden comprar ingredientes para explosivos en este país como cloro y nitrato de amonio".


Kelly, que subrayó la cooperación entre los distintos cuerpos de seguridad, especialmente con el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional, indicó que desde 2002 se ha reducido un 40 por ciento el crimen convencional, pero "todavía hay muchas armas disponibles para los criminales que estén dispuestos a conseguirlas".


"Espero que el Congreso apruebe esta ley sin retraso", enfatizó.

AP / EFE
Miércoles, 5 de Mayo de 2010, 15:36
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion