Cardenal austríaco llama a Papa Francisco a terminar con las filtraciones desde el Vaticano

Christoph Schoenborn se refirió a informaciones de medios italianos que hablaban de enfrentamientos entre los prelados en las reuniones previas al cónclave que eligió al nuevo pontífice.

14 de Marzo de 2013 | 18:01 | Reuters

Schoenborn figuraba como ''papable''.

AP

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco debe poner fin al escándalo de las filtraciones de los secretos de la Iglesia a los diarios, dijo el jueves el cardenal austríaco Christoph Schoenborn, subrayando uno de los desafíos que enfrenta el nuevo líder de los católicos romanos.


El Papa Benedicto XVI, quien renunció el mes pasado, tuvo que lidiar con el caso conocido como "Vatileaks", en el que su mayordomo fue condenado por robar documentos papales personales y filtrarlos a los medios.


Los documentos se referían a la presunta corrupción dentro del Vaticano y las luchas internas entre destacados prelados sobre la dirección del Banco Vaticano y varios proyectos en Italia.


Schoenborn, arzobispo de Viena y visto como uno de los principales candidatos en el cónclave que eligió a Francisco el miércoles, se sorprendió al ver divulgados detalles de conversaciones confidenciales entre cardenales mientras se reunían en el Vaticano para elegir a un sucesor de Benedicto.


"Existe una gran necesidad de una reforma. Esperamos que el Papa Francisco tenga éxito en seguir los pasos iniciados por el Papa Benedicto, los complete y cree un orden", dijo en una conferencia de prensa realizada en una iglesia romana.


"Es un escándalo que los cardenales se reúnan en una habitación aislada, donde tomamos un juramento de no revelar nada, y al día siguiente nuestro mensaje puede ser leído palabra por palabra en los periódicos italianos", agregó.


Schoenborn se refería a reportes en los medios italianos de enfrentamientos en reuniones preliminares al cónclave que eligió al argentino Jorge Bergoglio como líder de los 1.200 millones de católicos.


El arzobispo dijo que la mayoría de los empleados del Vaticano eran leales y comprometidos, pero que se veían socavados por las acciones de unos pocos.


"Hay muchos colegas muy leales, competentes, comprometidos que no merecen ver la imagen del Vaticano dañada por algunas ovejas negras", afirmó.


"Esperamos una buena limpieza de la casa", concluyó.