Siria: Inspectores de la ONU se trasladan a zonas de supuesto ataque químico

En tanto, Estados Unidos y el Reino Unido han dado muestras de estar dispuestos a una intervención militar, pero no han tomado aún una decisión.

26 de Agosto de 2013 | 06:02 | DPA

DAMASCO.- Los expertos en armas químicas de Naciones Unidas salieron hoy desde Damasco a la zona en la que se sospecha que la población fue atacada con gas tóxico, informaron testigos situados frente al hotel donde se alojan.


Mientras tanto, fuentes opositoras informaron de ataques de las tropas del gobierno contra pueblos situados en la misma zona, al este y sur de la capital y donde el miércoles pasado habrían sido atacadas varias localidades con gas tóxico.


Estados Unidos y Reino Unido han dado muestras de estar dispuestos a una intervención militar tras conocerse los hechos, pero no han tomado aún una decisión.


En una entrevista con el diario ruso "Izvestia", el presidente sirio, Bashar al Assad, advierte hoy a occidente acerca de las consecuencias de una intervención en su país.


El escenario de las revoluciones árabes está superado, indicó al diario cercano al Kremlin. "Lo que pasa en Siria no es ninguna revolución popular, ninguna exigencia de reforma. Es terrorismo".


A la vez, volvió a calificar como una "tontería" la acusación de que su régimen use armas químicas contra la población y subrayó que Rusia cumplirá con sus compromisos militares con Siria.


El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, pidió a los inspectores que actúen con rapidez. "Cada hora cuenta. No nos podemos permitir más retrasos", aseguró hoy ante periodistas en Seúl.


El régimen tiene que darle a los expertos acceso irrestricto a la zona. Ban dijo al director del grupo, el sueco ke Sellstr”m, que le dé máxima prioridad al caso, después de que el gobierno sirio aceptara las inspecciones de manera inesperada el domingo.


En el ataque el miércoles en el este de Damasco habrían muerto según los rebeldes más de mil personas. No hay confirmación independiente de lo ocurrido. El gobierno rechaza la veracidad del ataque y acusa a su vez a los rebeldes de usar gas tóxico.


La organización Médicos Sin Fronteras confirmó que en los hospitales a su cargo ingresaron 3.600 personas con síntomas de contaminación por gas nervioso. De ellas, 355 murieron.

Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores