Celebran los 100 años del jazzista Louis Armstrong

Desde Nueva Orleans (sur de EE.UU.), donde nació, en un barrio muy pobre, pasando por California, hasta Nueva York, donde murió, van a celebrarse decenas de tributos en su honor.

03 de Julio de 2000 | 15:30 | AFP
NUEVA YORK.- El mito del jazz, Louis Armstrong, aseguraba haber nacido el 4 de julio de 1900 y aunque quizá no fue así, sus admiradores, entre ellos el Presidente Bill Clinton, celebrarán su 100 cumpleaños este martes, como a Satchmo le habría encantado.

Hace unos años, tras la muerte de Armstrong, el 6 de julio de 1971, un biógrafo descubrió que, pese a lo que el músico y su manager afirmaban, su partida de nacimiento tenía la fecha del 4 de agosto de 1901.

Algunos historiadores sospechan que los familiares de quien se iba a convertir en uno de los grandes músicos del siglo XX pudieron haberlo inscrito más de un año después de su nacimiento.

Pero de todas formas, el mito ya estaba hecho y la fecha del aniversario de Amstrong -que fue luego bautizado Satchmo, por su boca descomunal, que besaba la trompeta- pasó a coincidir con el de la independencia de Estados Unidos. Y su centenario, con el primer año del nuevo milenio.

Además, para lo único que ha servido el debate sobre la fecha de nacimiento de Armstrong -quien deslumbró al mundo con la magia de su voz y de su trompeta- es para extender los festejos de su centenario durante todo el año 2000.

El martes, el Presidente Clinton va a conmemorar el 100 cumpleaños de Armstrong desde el portaaviones USS John F. Kennedy.

Y a lo largo del año, desde Nueva Orleans (sur de EE.UU.), donde nació, en un barrio muy pobre, pasando por California, hasta Nueva York, donde murió, van a celebrarse decenas de tributos en su honor.

Habrá programas especiales dedicados a la memoria del más grande trompetista de su tiempo, en radios y canales de televisión de todo el país.

Al mismo tiempo, los sellos disqueros reeditarán sus álbumes más clásicos, llenos de ese sonido inédito, que, en palabras de Gary Giddins, autor de "Satchmo", "influyó a todos los músicos de jazz que vinieron después de él", desde Dizzy Gillespie a Miles Davis, pasando por Charlie Parker, que tocaba radiantes citas de Armstrong en medio de sus solos.

Además de su fecha de nacimiento, quedará también en el misterio adónde aprendió Armstrong a tocar de esa manera la trompeta, y que lo llevó a inventar el canto jazzístico.

Quizá fue en el reformatorio para niños negros, de Nueva Orleans, donde recibió sus primera lecciones de música. O en las calles y caminos del sur de Estados Unidos, donde sonaba el blues.

¿O talvez cuando frecuentaba los burdeles de Nueva Orleasn, con su trompeta a cuestas, y con todas sus pertenencias metidas en una roída maleta?

Es difícil saberlo. Pero lo que está claro es que Armstrong, con su cuerpo regordete y sus labios pegados a la trompeta, revolucionó la música y creó un género nuevo.

"Armstrong es a la música lo que Einstein a la física", dice el cineasta Ken Burns, que está rodando una película de 20 horas sobre el jazz, en la que Armstrong aparece en todos los diez capítulos.

"Sin Armstrong habría habido jazz, pero es difícil imaginar lo que se habría desarrollado", dijo por su parte Dan Morgenstern, del instituto de estudios de jazz de la Universidad Rutgers, en Newark, Nueva Jersey, al diario "USA Today".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores