Estudio afirma que Leonardo da Vinci tuvo un hijo a los 17 años

Leonardo da Vinci, el polifacético genio renacentista que pintó la famosa "Gioconda", tuvo un hijo ilegítimo a los 17 años, según la investigación del estudioso italiano Alessandro Vezzosi, director del museo dedicado al artista.

16 de Agosto de 2000 | 09:00 | EFE
ROMA.- Leonardo da Vinci, el polifacético genio renacentista que pintó la famosa "Gioconda", tuvo un hijo ilegítimo a los 17 años, según la investigación del estudioso italiano Alessandro Vezzosi, director del museo dedicado al artista.

La hipótesis con la que trabaja Vezzosi, hecha pública hoy, es que el hijo de Leonardo se llamaba Paulo y que fue trasladado de Florencia a Bolonia para que no volviese frecuentar "las malas compañías", según se deduce de dos documentos.

El primero de ellos es una carta, publicada por Calo Pedretti y conservada en el Archivo de Estado de Florencia, escrita por el señor de Bolonia Giovanni Bentivoglio a Lorenzo de Medici, "El Magnífico".

En ella se habla de un misterioso "Paulo de Leonardo da Vinci de Florencia" alejado de la ciudad toscana por la mala vida que llevaba, para que se enmendase y abandonase "las malas compañías".

Según Vezzosi, sólo el gran maestro parece ser el Leonardo que se cita en la carta, sobre todo por las atenciones que recibía de los grandes señores de Bolonia y Florencia.

Para el investigador, el nombre compuesto "Paulo de Leonardo" afianza más la posibilidad de que se trate de un hijo que de un alumno.

El otro documento es una carta escrita por el artista hacia el año 1506 y contenida en el folio 541 del código Atlántico de la Biblioteca Ambrosiana, la obra escrita por el genial pintor y científico que fue transcrita e interpretada en doce volúmenes por el italiano Augusto Marinoni.

En respuesta a una misiva de su hermano Domenico en la que éste le anuncia el nacimiento de su hijo, Leonardo aconseja a su hermano prudencia usando palabras que pueden ser interpretadas como fruto de la propia experiencia.

"Te has alegrado de haber creado un celoso enemigo, el cual deseará con todas sus fuerzas la libertad", escribió el artista de "La última cena".

Vezzosi retiene que estos indicios contrastan con muchos rígidos prejuicios sobre el carácter de Leonardo y revelan las contradicciones de "un espíritu libre y muy humano, unas veces entristecido por los recuerdos y otras involucrado de manera paternal en los dibujos en los que los niños abrazan a las madres o juegan con un gato".

El estudioso italiano también se ha ocupado de la organización de la muestra "Leonardo y Europa", situada en la localidad de San Benedetto del Tronto (centro de Italia) y que permanecerá abierta hasta el 30 de septiembre.

En la exposición se exhiben piezas sobre niños que juegan y, por primera vez, se muestra la reconstrucción de un juguete de madera diseñado por el artista del Renacimiento en tres bocetos de su "Madonna dei Fusi".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores