Fumadores pasivos en la oficinas enferman más fácil

Si bien hasta ahora se conocía que el consumo pasivo de tabaco representa un riesgo a largo plazo para la salud, se trata del primer estudio que demuestra la existencia de problemas si se respira el humo de otras personas aunque sea durante un corto período de tiempo

22 de Agosto de 2000 | 09:39 | EFE
LONDRES.- Los fumadores pasivos en las oficinas donde se permite el uso del tabaco toman más días libres por enfermedad que los trabajadores en lugares donde están vetados los cigarrillos, según un estudio hecho público hoy, martes, en Londres.

El estudio de los expertos de la Universidad de Hong Kong, que publica la revista especializada británica "Journal of Epidemiology and Community Health", examina el estado de salud de 10.000 funcionarios de la Policía de esa región china.

Mientras más tiempo pasaban los funcionarios expuestos al consumo pasivo de tabaco, más días tenían que tomar libres por enfermedad, más visitaban al médico por afecciones respiratorias y más medicinas consumían.

Si bien hasta ahora se conocía que el consumo pasivo de tabaco representa un riesgo a largo plazo para la salud, se trata del primer estudio que demuestra la existencia de problemas si se respira el humo de otras personas aunque sea durante un corto período de tiempo

Entre los 10.000 policías examinados -todos ellos sanos-, la mitad no habían fumado nunca; de éstos, el 14 por ciento eran mujeres.

Los no fumadores expuestos al humo durante más de un año se mostraron dos veces más propensos a tomar días libres por enfermedad que los funcionarios en un ambiente libre de cigarrillos.

Esos fumadores pasivos también tenían un 30 por ciento más de posibilidades de haber necesitado tratamiento médico por problemas respiratorios en los catorce días anteriores a las pruebas.

Los resultados se mantuvieron constantes incluso teniendo en cuenta los niveles de tabaquismo pasivo en el hogar.

Los autores del informe apuntan que "en muchos países se permite todavía fumar en una proporción muy alta de oficinas, y los empleados no fumadores se ven expuestos al humo de otros colegas".

"Además, muchos lugares públicos son también una fuente habitual de humo de tabaco", explican los expertos, que piden la "prohibición efectiva del tabaco en todos los lugares de trabajo y otros emplazamientos donde pueda tener lugar la inhalación involuntaria del humo".

La Agencia para la Protección del Medio Ambiente estadounidense considera que la prohibición del tabaco en todos los lugares de trabajo en EEUU permitiría ahorrar 72.000 millones de dólares.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores