Maruja Torres se adjudicó 49 Premio Planeta

La periodista y escritora española obtuvo el premio mejor dotado de las letra hispanas, con un galardón de 263 mil dólares. El ganadora quiso recordar a Carmen Kurtz, que en 1956 ganó también el Planeta con "El desconocido" y que falleció en febrero del pasado año, porque la difunta autora la orientó en su carrera y la inspiró en su obra "Mientras vivimos".

15 de Octubre de 2000 | 21:04 | EFE
BARCELONA.- La periodista y escritora española Maruja Torres, que ganó anoche el 49 Premio Planeta de novela por la obra "Mientras vivimos", obtuvo el galardón mejor dotado de las letras hispanas (263.000 dólares) inspirada tanto literaria como éticamente por la fallecida escritora Carmen Kurtz.

En el momento de recoger el premio, en una ceremonia celebrada en un céntrico hotel de Barcelona, Maruja Torres quiso recordar a Carmen Kurtz, que en 1956 ganó también el Planeta con "El desconocido" y que falleció en febrero del pasado año.

Carmen Kurtz "en 1964 cambió mi vida, ya que me metió en el periodismo y me estimuló a escribir", dijo la ganadora del premio, cuya novela, relata las vicisitudes de una joven que vive en un barrio obrero y que quiere ser escritora.

La joven -como le ocurrió a ella con Carmen Kurtz, verá un apoyo inesperado a sus anhelos profesionales cuando consigue una cita con cierta escritora muy famosa por la que siente gran admiración.

"Mientras vivimos", explicó la autora en conferencia de prensa, "trata de la forma en que tres mujeres de este momento, de diferentes edades y procedencias, se ayudan, se pierden, se odian y se encuentran para convertirse en seres humanos decentes".

La periodista destacó que, al contrario de lo que sucedió con sus libros anteriores, "éste no es autobiográfico", si bien, reconoció, "tiene de autobiográfica, los sentimientos".

Hasta ahora los libros de Maruja Torres habían tenido un contenido claramente autobiográfico, especialmente "Un calor tan cercano" y "Mujer en guerra", sobre su larga carrera periodística.

Maruja Torres, de 57 años, lleva más de tres décadas y media siendo una periodista "todo-terreno", dedicándose a la prensa del corazón, crónica social, cine o como corresponsal de guerra,

Desde 1986 trabaja para el diario madrileño El País, donde ha hecho funciones de columnista y reportera, durante las cuales fue testigo de la muerte de su compañero y fotógrafo Juan Antonio Rodríguez Moreno, por disparos de las tropas de EEUU mientras cubrían la invasión norteamericana de Panamá, en diciembre de 1989.

La periodista aseguró que se presentó al premio porque "quería que esta novela, que me ha costado esfuerzo y dedicación durante más de dos años, pudiera ser leída por el mayor número de lectores. La posteridad no me interesa, porque ya no estaré", añadió.

Pese al premio, dijo que no piensa dejar el periodismo, "porque lo necesito para no aislarme del mundo", a pesar de lo cual confesó ser consciente de que "ya no puedo hacer reporterismo, porque tengo una rodilla sin rótula que no me permite ir al Oriente Próximo o una manifestación con trabajadores y bolas de goma sobre mi cabeza".

Entre sus novelas están "Ceguera de amor" (1991), que ironiza sobre los acontecimientos del V Centenario del Descubrimiento de América, "'Oh, es él!" (1991), que trata sobre el cantante Julio Iglesias y el fenómeno de la prensa del corazón, o "Amor América" (1993), en el que describe un viaje en tren de diez semanas por Latinoamérica desde Chile hasta México.

El finalista del Premio, dotado con 63.000 dólares, fue el andaluz Salvador Compán, de 50 años, por su obra "Cuaderno de viaje", ambientada a finales del siglo XIX y en la que un escritor y periodista de Madrid visita a un familiar en un pueblo de Andalucía.

El escritor explicó que su libro, que "recrea los libros de viaje románticos", es "el relato sobre alguien que está acostumbrado a la verdad, pero que se ve empujado a la mentira", pero es también "una historia de amor que a veces es muy parecida a la muerte".

Compán, que ejerce como catedrático de Lengua y Literatura en el Instituto "San Isidoro" de Sevilla, ciudad en la que reside, ha obtenido prestigiosos galardones de narrativa breve y ha publicado las novelas "El Guadalquivir no llega hasta el mar", Premio Ciudad de Jaén 1990, y "Madrugada", premio Gabriel y Galán en 1996.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores