Ampuero habla de su nueva novela juvenil

Desde Estados Unidos, el autor del personaje Cayetano Brulé se refiere a "La guerra de los duraznos", su reciente novela juvenil ambientada en la violencia de los '70 en Chile. Fue publicada en alemán y hoy, tras veinte años, será lanzada en español en la Feria Internacional del Libro.

27 de Octubre de 2000 | 10:53 | Marcelo Cabello, Emol.com
SANTIAGO.- Asegura que es "más difícil" escribir una novela juvenil, como ésta, que una adulta, como la exitosa Nuestros años verde olivo, pues la primera incorpora "peripecia y aventura, pero también un significado mayor, amplio, profundo, generalmente vinculado a lo ético y lo moral".

Así de claro es Roberto Ampuero, más cuando deambula breves semanas en Chile, y se siente más habitué de Estados Unidos y Suecia. Por ello, sigue escribiendo desde otras latitudes, pues "en cierta forma es estar en Chile, al que a ratos amo y a ratos odio, un país al que necesito y de pronto quiero tener lejos".

Novela juvenil de Ampuero que aborda la violencia del Chile durante el régimen militarY nuevamente está cerca del "sur del mundo" con su reciente novela La guerra de los duraznos (Editorial Andrés Bello), obra publicada en los '80 en Alemania y que trata sobre una pandilla de adolescentes en tiempos de violencia política y con el dilema de proteger o denunciar a un prófugo de los militares. "Es la primera novela chilena para jóvenes que se atreve a abordar ese tema", añade el autor del personaje detectivesco Cayetano Brulé.

¿Qué cambios hay en esta versión en español respecto de la germana?

"No hay cambios sustanciales. Sólo modificaciones de algunos nombres y mejoramiento de la fluidez del relato. En el fondo, mi interrogante era ¿es intelectualmente honesto modificar esencialmente una novela escrita veinte años atrás y que sólo fue publicada en otro idioma? Opté por mantener la esencia de la historia, y es obvio que hoy no la escribiría del mismo modo, sobre todo en términos de su lógica política. Hoy todos hemos aprendido y somos más tolerantes y tratamos de comprender al otro".

Han pasado dos décadas, ¿por qué publicar una historia que rememora la violencia del régimen militar?

"La historia de un país no se la supera olvidándola, sino recordándola. El olvido es lo peligroso, porque los países repiten entonces sus errores. Se trata de ver la historia con otros ojos y de forma menos apasionada. La guerra de los duraznos es interesante pues fue una novela para jóvenes que no se pudo publicar durante muchos años en Chile. Hoy sí. El hecho de que la novela no haya cambiado y que sí aparezca es interesante, muestra que el país sí cambia y hay más espacio para decir las cosas".

Hay una suerte de revisión histórica, al igual que en tu anterior novela sobre un chileno en regímenes comunistas...

"Sí, un intento por escribir nuestra historia desde el momento en que se producía. Guarda una cierta semejanza con Nuestros años verde olivo, pero ésta es una novela para jóvenes, escrita desde la perspectiva de la peripecia, de las aventuras que corren unos muchachos en un marco del pasado reciente del país".

La historia la protagonizan adolescentes que, quizá, no vivieron esos años intensamente como tú, ¿tienes algún objetivo para ese público?

"Si los niños, los muchachos o los adultos siempre leyeran sólo novelas que se refieren a su existencia, entonces no habría novelas históricas y las novelas tampoco podrían perdurar en el tiempo. Creo que una historia de aventuras ubicada en Valparaíso en los años setenta puede despertar un gran interés".

A tu juicio, ¿existe narrativa juvenil en Chile que aborde temas históricos como el "Once", el régimen militar o la transición?

La historia de un país no se la supera olvidándola, sino recordándola. El olvido es lo peligroso, afirma el autor de Nuestros años verde olivo"No soy experto en literatura juvenil, pero me da la impresión de que en Chile no se ha abordado estos temas históricos. A veces me preguntan ¿por qué escribes sobre eso?, yo respondo con otra pregunta: ¿por qué crees que no se ha escrito al respecto?. No sé qué mecanismos operan en mis colegas. En realidad yo hubiese esperado novelas de este tipo -sobre etapas álgidas de nuestro pasado reciente- de la pluma de escritores chilenos muy militantes, pero extrañamente han optado por escribir libros ajenos a esa realidad ¿Temor al rechazo? ¿temor a que ciertos colegios no compren sus libros? ¿o tal vez sólo la conviccion de que de eso no se escribe?".

Y precisa Ampuero desde su residencia en Midwest: "No estoy diciendo con esto que las novelas para jóvenes deban ocurrir en un marco de política determinado, no. Soy un convencido de que éste es un terreno en que deben primar la libertad y la diversidad más amplias. Admiro las novelas de Harry Potter y su capacidad para convertir en lectores a millones de seres con sus historias fantásticas. Me gustaban Huckleberry Finn, Tom Sawyer, Papelucho, Momo, el capitán Nemo, en fin, me alimenté de ellas y, en el fondo, quise escribir por su influencia una novela para jóvenes, la que ocurre en un Chile muy determinado".

Esta visión juvenil tiene un camino de decisión en la pandilla: ayudar al prófugo o delatarlo, ¿es tan blanco o negro la vida?

"La vida no es en blanco y negro. La decisión de ayudar al prófugo genera una fuerte disputa y hasta división entre los muchachos de La guerra de los duraznos. La hija del coronel enfrenta una crisis porque tiene que escoger entre ser leal a su padre o ayudar a una persona que corre peligro de morir. Son situaciones difíciles, que no se resuelven de forma sencilla en la novela".

A propósito, Roberto, ¿temes que te tilden de entregar "la" versión de aquellos años?

"Desde luego. Hay algunos amigos que se han distanciado de mí en estos días por esta novela. Pero un escritor debe lealtad en primer lugar a su escritura. Es indudablemente una visión de lo ocurrido aquellos años; no aspiro a sostener que ésa es la correcta, pero si quiero subrayar que cuando escribí esa novela, veinte años atrás, en Alemania, ésa era la forma en que yo podía ver mi país desde la óptica de una novela para jóvenes. Pero lo central, insisto, es que se trata de una novela para jóvenes, que es una historia de aventuras. Es la primera novela chilena para jóvenes que se atreve a abordar ese tema".

El lenguaje es bastante más suave a lo que es una realidad de odio y violencia, ¿algún cuidado por el público lector o ficticia reconstrucción de los ambientes?

"No me interesa el estilo naturalista ni menos desarrollar un lenguaje que sea copia fiel del lenguaje que la gente habla. La literatura no refleja directamente la realidad, la trastoca, la modifica, y a mí lo que me importa, en el intento por mostrarla, es mostrarla a través de atmósferas y situaciones que en realidad la sugieran. La violencia callejera de la vida diaria la puedes presentar a través de una imagen, un zapato huérfano tirado en la calle, por ejemplo. Esa imagen habla más que descripciones de tipo sensacionalista".

Añade: "Recuerdo que en la película Missing, el director decide simbolizar el 11 de septiembre mediante un caballo blanco que atraviesa al galope las calles nocturnas y desiertas de Santiago. Ese caballo desbocado representa mucho mejor que cualquier otra escena lo que había ocurrido en nuestro país".

Su visión del juicio a Pinochet
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores