Editan libro polémico sobre San Martín y O`Higgins

Llegó a Chile la polémica biografía de José de San Martín, que habla de su cuna mestiza, sus principios masónicos, su nexo con O'Higgins que llevó a ambos a "actos de corrupción", según dice el argentino José Ignacio García. Asegura el autor que el héroe trasandino fue opiómano, bebedor y el peor enemigo de los hermanos Carrera.

13 de Diciembre de 2000 | 18:58 | Marcelo Cabello, emol.com
SANTIAGO.- Dice que de la enseñanza básica no aceptaba eso de "escribir de memoria la fecha de nacimiento" de José de San Martín. Quizá esa "imposición" más "la historia perfecta" acicatearon en el abogado José Ignacio García para investigar, durante años, y escribir "la otra cara, más humana" del Padre de la Patria de Argentina.

De este modo, salió a luz pública el libro Don José: la vida de San Martín que, en menos de cuatro meses, lleva 70 mil ejemplares vendidos allende los Andes. Que el militar era un hijo ilegítimo y mestizo; que se hizo adicto al opio; que adscribía a los principios masónicos; que le gustaba el dinero tanto como el poder, y que de muchos modos influyó en el proceso independentista de Chile.

¿Qué fue lo más sorprendente y polémico que descubrió en San Martín?

"Encontré facetas que no se conocían, como que tocaba la guitarra desde chico, cuando grande tomó clases de guitarra con Fernando Sors, que era un maestro catalán; encontré esa versión que sostiene que puede haber sido hijo de una indígena guaraní y de don Diego de Alvear, un hombre muy prominente, rico, y que habría sido adoptado por el matrimonio formado por Juan de San Martín y Gregoria Matorras. Por lo tanto habría sido hijo bastardo, natural, y mestizo, y esto último provocó mucha polémica".

¿Por qué molesta tanto a la sociedad argentina y a los círculos militares ese dato?

"A los militares les molesta lo de hijo bastardo, porque en Argentina hasta hace una generación un hijo natural no podía entrar al Colegio Militar para ser oficial (...) San Martín en la Argentina fue monopolizado por los militares, por ejemplo hay un Instituto Nacional Sanmartiniano que, por estatuto, es oficial y el presidente debe ser un general en retiro (...) No entiendo porqué rechazar en un país de mestizaje que San Martín pueda ser mestizo".

Tal apreciación el autor la argumenta con documentos oficiales y privados, aludiendo incluso al historiador chileno Vicuña Mackenna y otros personajes. "El era muy sanmartiniano, sostiene que éste luchó por la Independencia porque tenía en sus venas sangre mestiza, lo escribió en 1870, contemporáneo de los amigos de San Martín; cuando lo encuentra (Juan Bautista) Alberdi en París dice no es tan indio como me lo habían pintado, sino solamente un hombre de color moreno".

Y añade: "Le decían el choro de las Misiones, lo sostiene Pastor Obligado; le decían el Tape de Yapeyú, que en la zona guaraní quiere decir indio. Era morocho, la suegra le decía el plebeyo, el soldadote. Yo encontré un documento firmado por una hija de Carlos de Alvear, en 1877, que sostiene que San Martín es hijo de su abuelo y de una indígena guaraní".

En la investigación biográfica, García confiesa que hay otro apellido chileno. "Hay un famoso chileno, Errázuriz de apellido, que se casó con una Josefa Alvear, los Alvear son una familia muy rica y prominente (...) Dicen que en la casa de Errázuriz, que hoy es el Museo Nacional de Arte Decorativo, en Buenos Aires se lo conoce como el Palacio Errázuriz, ahí dice que había un arcón con todos los documentos sobre los padres de San Martín, y estos documentos son los que Marcelo Alvear, cuando fue Presidente, los hizo quemar. Lo sostienen varios descendientes de la familia Alvear, y uno de ellos pidió el ADN de San Martín para corroborar aquello".

Si no le calzaba la visión oficial sobre San Martín, finalmente ¿qué descubrió de él?

"Fue un hombre empecinado, tenaz, no tenía el talento de un Bolívar, era un hombre que tenía la capacidad de encaminar todas las energías en un sentido determinado, un poco maquiavélico, sabía esperar; además de militar era un hombre de pensamiento progresista en su juventud, era un liberal, fue masón, están los signos masónicos en sus cartas y tenía un temperamento masónico, en los consejos a su hija le dice sé tolerante con todas las religiones. Postuló ciencia, filantropía, tolerancia, progreso, esto fue el ideológico San Martín".

También en el texto se refiere a la adicción de San Martín por el opio. "Rescato que él tenía enfermedades, asma, fatiga de pecho se dice en la época; reumatismo, hemorroides, y sufría en los cruces de la cordillera. Para los dolores de úlcera, el remedio era un líquido que se llama láudano (de Sydenham), en base a opio; esto le curaba los dolores pero también le produjo adicción. San Martín fue un opiómano, qué tiene de malo; Hilarión de la Quintana, su tío político, cuenta en sus memorias que en la Batalla de Maipú San Martín estaba ebrio, lo entiendo pues demuestra humanidad ad portas de quizá morir".

Su libro también habla de un hombre interesado en el dinero...

"El mito argentino lo presentaba absolutamente desprendido del dinero y desinteresado del mando político, yo creo que no fue así: San Martín murió rico. Por ejemplo, el cabildo de Chile le regaló una propiedad en Ñuñoa, la llamada Chacra Beltrán; el cabildo de Mendoza le regaló una chacra en los barriales, el de Buenos Aires le dio una propiedad sobre la plaza principal, y el Perú le dio una pensión de nueve mil pesos anuales, y además él heredó la fortuna de su esposa que murió muy joven. Fue un hombre rico, sin embargo alguien se le ocurrió que un prócer tenía que ser pobre, y era más prócer más pobre".

Incluso llega a denunciar un acto de corrupción del argentino con Bernardo O'Higgins. "San Martín llega a Chile, manda su camarada de armas y compadre, porque era el padrino de su hija, Alvarez Condarco, a Londres a comprar barcos y hacer una Armada en Chile, y le da instrucciones para que deposite parte de esos fondos en una cuenta personal a nombre a nombre de O'Higgins y San Martín. Es un acto de posible corrupción administrativa, que ya fue mencionado por Mitre. O'Higgins, en una carta, le cuenta a San Martín que el enviado a Londres dilapidó esos fondos en operaciones de Bolsa y que le quedan a cada uno doce mil 500 pesos".

A propósito de O'Higgins, ¿por qué el libertador argentino a priori está contra los hermanos Carrera?

"San Martín, antes de conocerlo, se pone al lado de O'Higgins, después del desastre de Rancagua cuando los chilenos cruzan la cordillera, huyendo, San Martín viaja a Uspallata y los recibe, primero a O'Higgins y luego a los Carrera, y él ordena que a los Carrera les requisen el equipaje porque se dice que llevaban el tesoro oficial chileno y los Carrera se niegan a aceptar tal medida. San Martín los encarcela y los manda a San Luis, luego a Buenos Aires. Toma partido antes de conocerlos, quizá por una afinidad espiritual con O'Higgins, puede ser también el origen de éste, hijo natural de un Virrey del Perú con una chilena, es posible que ese origen mestizo los haya identificado".

Hay un documento sobre el fusilamiento de los Carrera...

"Cuando los fusilan en Mendoza, la esposa de Juan José le viene a pedir a San Martín su intervención, y éste dice que va a interceder ante O'Higgins, pero la carta no llegó a tiempo y los matan. San Martín dice que no tiene responsabilidad en la muerte de los Carrera, pero que si él hubiera sido gobernador de Mendoza los hubiera fusilado antes. O sea, él se alegra por la muerte de los Carrera, al igual que O'Higgins que odiaba a los hermanos Carrera. Dice hay que hacerlos desaparecer, juzgarlos y matarlos cuanto antes porque son peores que enemigos españoles. Y agrega que a todos los carreristas hay que mandarlos a la isla Juan Fernández".

Usted plantea que San Martín llegó a controlar el proceso independista chileno.

"Había una influencia recíproca. San Martín llega en enero de 1817 y la independencia chilena se declara en 1818, también estuvo en los procesos de Perú y Argentina. El Ejército chileno que vuelve tras el desastre de Rancagua viene pagado por las Provincias Unidas del Río de la Plata, que maneja San Martín (...) En Chile, O'Higgins asume el poder político, porque las instrucciones de las Provincias Unidas es que San Martín no asuma el poder, sino un chileno, por eso el cabildo de Santiago le ofrece el poder a San Martín, éste no acepta y sugiere a éste. Pero el hombre fuerte era el jefe del Ejército, tal es así que cuando O'Higgins va al sur queda como director supremo Hilarión de la Quintana, que es un tío político de San Martín".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores