Arremete de nuevo el cine español del 2001

Los más famosos cineastas españoles retoman la actividad creativa este año. Almodóvar volverá a filmar en marzo una cinta autobiográfica pero no podrá contar con Penélope Cruz. Carlos Saura hará un filme sobre la vida de Buñuel y Bigas Luna se basará en una novela de Manuel Vicent.

12 de Enero de 2001 | 19:12 | DPA
MADRID.- La cinematografía española ha dejado de ser marginal y ha pasado a ser una de las más destacadas en el panorama europeo gracias a los éxitos de unos cuantos directores. Aunque el público español se ha apartado algo de su cine este último año, la situación podría cambiar con el regreso de los grandes en el 2001.

La resaca por el Oscar de Pedro Almodóvar ("Todo sobre mi madre") ya pasó y aunque en un principio el realizador manchego se había decidido a dar el gran salto y rodar en Hollywood -eso sí, acompañado de sus dos talismanes particulares Penélope Cruz y Antonio Banderas, caras ya conocidas en la meca del cine-, todo cambió por los planes de la actriz española.

Cruz, cada vez más requerida en proyectos estadounidenses, retrasó todos sus compromisos para poder estar junto a Tom Cruise en un remake de la española "Abre los ojos" (del realizador hispano-chileno Alejandro Amenábar). En "Vanilla Sky", la actriz seducirá a Cruise interpretando el mismo papel que ya hizo en la versión original.

Almodóvar ha visto como su querida "Pi" ha trastocado sus planes y tras aparcar su primer proyecto americano ("The Paperboy"), filmará a finales marzo una película de tintes autobiográficos que llevará por título "La mala educación". Inusualmente para Almodóvar, ésta será una historia de hombres.

El veterano Carlos Saura, uno de los pocos realizadores nacionales que conoce bien la alfombra roja del deseado Festival de Cannes, ha rodado un largometraje sobre el que fuera su amigo, maestro y paisano, Luis Buñuel.

Con "Buñuel y la mesa del rey Salomón", Saura no pretende hacer una obra biográfica sino de las historias de los años más libertinos de Buñuel, cuando éste era un estudiante en Madrid y compartía experiencias y diversiones con un joven Salvador Dalí y un prometedor poeta granadino: Federico García Lorca.

El Gran Wyoming ("Muertos de risa") encarna a Luis Buñuel, Adrián Collado a Federico García Lorca y Ernesto Alterio ("Kashba") a Salvador Dalí.

Sobre otro gran personaje, esta vez de la historia, versará la próxima cinta del director de "Amantes", Vicente Aranda, quien arrebatado por la tierna y pasional figura de Juana I de Castilla, mal llamada "Juana la loca", se embarca en una producción de época que protagonizará Pilar López de Ayala, actriz de una de las series estrella de televisión ("Al salir de clase").

El realizador catalán Bigas Luna ("Jamón, jamón") acaba de rodar en tierras valencianas "Son de mar", basada en la novela homónima de Manuel Vicent.

El director ha querido contar para esta historia de sabor mediterráneo con la presencia de Ariadna Gil ("Belle epoque"), quien también se encargará de que den la nota los tres tenores de "Desafinado", el largometraje que ha dirigido Manuel Gómez Pereira.

Tras el pequeño traspié que supuso "Entre las piernas", un trabajo protagonizado por estrellas con gancho (Victoria Abril y Javier Bardem) pero que careció del favor de la crítica, Gómez Pereira regresa a su territorio, la comedia, y lo hace por todo lo alto.

En "Desafinado", el autor de "El amor perjudica seriamente la salud" cuenta la historia de tres tenores a quienes darán vida las estrellas de Hollywood Joe Mantegna ("Alice"), Danny Aiello ("Hechizo de Luna") y George Hamilton ("El padrino III").

La película está producida por Andrés Vicente Gómez, el mismo que financiara "El embrujo de Shangai", una película que en un principio iba a rodar el meticuloso Víctor Erice ("El sur"), pero que ahora ha pasado a manos de Fernando Trueba ("Belle Epoque"), quien tras regalar a los amantes del jazz latino un documental con lo mejor de esta música, regresa con este trabajo al cine de ficción.

Entretanto, el actor Fernando Fernán-Gómez estrenará en breve "Lázaro de Tormes", la película que dirigió junto a José Luis García Sánchez y que cuenta con un extraordinario reparto: Francisco Rabal, Rafael Alvarez alias "el brujo", Manuel Alexandre, Agustín González y Juan Luis Galiardo, entre otros.

Aunque el nombre de Agustín Díaz Yanes no figura entre "los grandes del cine español", la ópera prima de este reconocido guionista, "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto", es considerada una de las mejores de la década de los 90.

Díaz Yanes, que en breve iniciará el rodaje de "Sin noticias de Dios", vuelve a confiar en Victoria Abril, quien compartirá cartel por primera vez con Penélope Cruz.

No puede faltar en este repaso el trabajo del realizador vasco Montxo Armendáriz, quien desde "Secretos del corazón" (1997), distinguida con varios premios internacionales, no se había puesto detrás de las cámaras.

Ahora acaba de rodar una película en la que reúne a los tres protagonistas de sus trabajos más aclamados: Patxi Bisquert ("Tasio"), Juan Diego Botto ("Historias del Kronen") y Andoni Erburu ("Secretos del Corazón").

No sería justo atribuir los éxitos del cine español exclusivamente a las producciones de la península, pues sin duda las coproducciones con América Latina no son sólo cada vez más frecuentes, sino también más exitosas y solicitadas.

Un buen ejemplo de ello lo constituye "El espinazo del diablo", la película que cofinancia Almodóvar y que dirige el mexicano Guillermo del Toro ("Cronos"). Este cuento gótico de terror ambientado en la posguerra española cuenta con un reparto de lujo al frente del cual figuran el argentino Federico Luppi ("Martín Hache") y la española Marisa Paredes ("Tacones lejanos").
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores