Producen película sobre trata de esclavos

"Andagaman", del director marfileño Roger Gnoan M´Balla, es el nombre del film que entrega una visión controvertida del tema de los esclavos y que será presentada a fines de este mes en el Festival Panafricano de Cine y TV.

06 de Febrero de 2001 | 11:57 | AFP
ABIDJAN.- La película "Andagaman", de director marfileño Roger Gnoan M'Balla, que será presentada a fines de febrero en el Festival Panafricano de Cine y TV (FESPACO) de Uagadugú, da una visión polémica de la trata de esclavos africanos, en momentos en que vuelve a surgir el debate sobre la "reparación".

"La película evoca la complicidad de los pueblos africanos en la venta como esclavos de sus hermanos", explica el cineasta en entrevista con la AFP.

"No minimiza el papel de los negreros blancos, sino que muestra que la trata de esclavos no hubiera sido tan importante como fue si los africanos no hubieran colaborado en la misma", agrega M'Balla.

Rodada el año pasado en el parque nacional de Marahué (centro de Costa de Marfil), la acción de "Adangaman" hubiera podido ocurrir "en cualquier parte del oeste de Africa", prosigue el director.

El guión es una ficción total, pero los hechos son históricos, "La esclavitud afectaba a toda la región, desde Angola hasta Senegal. Los negreros llegaban de Holanda, de Portugal, de España, de Inglaterra o de Francia, en busca de esclavos".

El director insiste: "Y tuvieron el éxito que tuvieron porque las tribus africanas se lanzaban a la conquista de otras tribus y hacían prisioneros a los vencidos. Después, cambiaban a esos prisioneros por fusiles y ron".

"Adangaman" será distribuida comercialmente sólo después del FESPACO, pero la película fue presentada ya en varios festivales, provocando las más diversas reacciones, según reconoce el propio M'Balla.

En noviembre de 2000, en Amiens (Francia), donde "Adangaman" obtuvo el Gran Premio del Jurado, "los espectadores blancos estaban escandalizados y no lograban creer que fuera cierto. Pero los negros asentían y decían sí, esa es la verdad", cuenta el cineasta.

En septiembre de 2000, en el festival de Toronto (Canadá), la reacción fue la inversa: "Los blancos asentían, diciendo que así ocurrieron las cosas, mientras que los negros no creían que fuera posible", agrega.

Como quiera que sea, el debate sobre la esclavitud, en particular sobre eventuales reparaciones por parte de los países que practicaron la trata, vuelve a ser tema de actualidad. El mes pasado, el presidente senegalés Abdulaye Wade pronunció al respecto un controvertido discurso, en el cual calificó de "infantil" la idea de la reparación.

Roger Gnoan M'Balla está seguro que, una vez estrenada en Africa, su película será una de las más polémicas realizada nunca en el continente.


Su precedente obra, "En nombre de Cristo", estrenada en 1992, fue coronada por varios premios internacionales, pero, acota el cineasta marfileño, "como la mayoría de los filmes africanos, aportó poco dinero".

"Adangaman" podría ser un caso distinto. "Es una epopeya africana auténtica, no la versión hollywoodiense de los acontecimientos".

La película es una coproducción de cinco países (Costa de Marfil, Burkina Faso, Suiza, Francia e Italia) y los papeles principales son interpretados por la actriz marfileña Albertine N'Guessan y el actor burkinés Rasman Uedraogo. Fue rodada en francés, pero está ya prevista una versión doblada al inglés.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores