Continúan conciertos gratuitos

Circunscrito en la Temporada de Difusión 2001, que tiene como objetivo fometar el conocimiento y afición por las artes, el Teatro Municipal continúa con sus presentaciones musicales en varias iglesias de Santiago.

11 de Febrero de 2001 | 10:31 | Agencias
SANTIAGO.- A principio de este año, más de diez mil personas disfrutaron gratuitamente de la música de Mozart, Strauss y Mussorgsky, ejecutada al aire libre por la Orquesta Filarmónica del Teatro Municipal -que dirigio el maestro Rodolfo Fischer- en diversas plazas y parques de Santiago y en el Museo Interactivo Mirador (MIM) de La Granja.

La oportunidad regresa a partir de la próxima semana, en varias iglesias de la capital, con un renovado programa que incluye obras de Wagner, Cimarosa, Dvorak y Beethoven, además de coros de operas y de obras sacras de Haydn, Bach, Brahms, Gounod, Offenbach, Donizetti y Mascagni, que interpretará el Coro Profesional del Teatro Municipal, conducido por su director titular, el maestro uruguayo Jorge Klastornick.

Para conmemorar un nuevo aniversario de la Fundación de Santiago, este lunes, a las 20.00 horas, los 70 integrantes del Coro Profesional junto a Klastornick, harán resonar sus voces en las naves de la Catedral de Santiago interpretando coros del Oratorio "La creacion" de Franz Joseph Haydn; del "Magnificat" de Johann Sebastian Bach, y del "Requiem Aleman" de Johannes Brahms.

Diez días después, le tocará el turno a la Orquesta Filarmónica en la Iglesia de San Francisco (Alameda con calle Londres): el jueves 22 a las 20.00 horas, su director residente, Rodolfo Fischer, guiará a los músicos por los fascinantes caminos que compusieron Richard Wagner con la Obertura para su ópera "Los maestros cantores de Nuremberg"; Doménico Cimarosa y su "Concierto (concertante) en Sol mayor para dos flautas y orquesta" -los solistas serán Gonzalo García y Eduardo Perea-, y Antonin Dvorak, con su "Sinfonía número ocho, en Sol mayor, Op. 88", que incluye cuatro movimientos: Allegro con brio, adagio, allegretto gracioso - molto vivace y Allegro ma non troppo.

El viernes 23, también a las 20.00 horas, la Filarmónica repetirá ese mismo programa en la Iglesia de Nuestra Senora del Perpetuo Socorro (Blanco Encalada con Conferencia), aunque con una variación: en lugar de la Sinfonía de Dvorak, interpretará a Ludwig van Beethoven con su "Sinfonía número cinco en Do menor, Op. 67" y sus cuatro movimientos (allegro con brio, andante con moto - piu moto, allegro y allegro - presto).

Paralelamente, ese mismo viernes 23, a las 20.30 horas, el Coro Profesional del Teatro Municipal repetirá el programa especificado mas arriba, en la Iglesia de San Antonio de Padua (Carmen con Maule), con una variación: en lugar del Requiem Aleman de Brahms, interpretará coros de las operas "Romeo y Julieta" de Charles Gounod, "Los cuentos de Hoffmann" de Jacques Offenbach, "Lucía de Lammermoor" de Gaetano Donizetti y "Caballería Rusticana" de Pietro Mascagni.

El sábado 24 será el turno de la Iglesia de Santa Ana (Catedral con San Martín), donde nuevamente la Orquesta Filarmónica será dirigida por el maestro Rodolfo Fischer para interpretar la Obertura para su ópera "Los maestros cantores de Nuremberg" de Richard Wagner; el "Concierto (concertante) en Sol mayor para dos flautas y orquesta", de Doménico Cimarosa y la "Sinfonía Número Ocho en Sol mayor, Op. 88", de Antonin Dvorak.

Este ciclo de Conciertos gratuitos de Verano del Teatro Municipal de Santiago, culminará con la presentación del Coro Profesional dirigido por Jorge Klastornick, el lunes 26, a las 20.00 horas, en la Catedral Evangélica Pentecostal (Alameda 3644), con el mismo programa del viernes 23 en la Iglesia de San Antonio de Padua.

Con estas presentaciones, el Teatro Municipal continúa con su Temporada de Difusión 2001, que este año tiene como meta superar las cien mil personas que asistieron a los espectáculos gratuitos ofrecidos durante el ano 2000 en las trece regiones de Chile.

Uno de los principales objetivos de este programa de difusión, consiste precisamente en fomentar el conocimiento y la afición por las artes escénicas, y particularmente llegar a aquellas personas que, por razones geográficas, económicas u otras, no suelen asistir al principal escenario artístico y cultural del país.


EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores