"El hastío me inspiró" 25/03/2001

25 de Marzo de 2001 | 00:00 |
Difusor en el mundo de la obra de Luigi Boccherini, a quien considera un músico de espíritu español, el violinista Emilio Moreno es creador de un sello de culto cuyos estandartes son la curiosidad ante lo nuevo y el rechazo de tradiciones interpretativas acomodaticias y academicistas.

Por Juan Antonio Muñoz H.
(25/03/2001)


La viola de Emilio Moreno, tan famosa en sus grabaciones para Harmonia Mundi, puede confundir respecto del rango de la vida musical de este español, hoy una figura mundial tanto por su trabajo como intérprete como por la creación del sello boutique Glossa, una de las casas discográficas jóvenes más exitosas de Europa.

Moreno es viola solista de la Orquesta del Siglo XVIII de Amsterdam, pero eso no significa que él sea violista: el 80 por ciento de su tiempo es violinista y como tal dirige su grupo La Real Cámara; es concertino-director de "El Concierto Español", la nueva y aplaudida orquesta barroca española, y acaba de terminar de grabar las sonatas de violín y clave de Boccherini y un disco de sonatas españolas para violín del XVIII.

- ¿Cómo surgió la idea de fundar Glossa?

- Fue en el año `94 después de cansarnos de trabajar mi hermano José Miguel (tiorbista, laudista y vihuelista) y yo, cada uno por su lado, con grupos y compañías discográficas de muy alto nivel y prestigio, pero sin la posibilidad de hacer realmente lo que nos gustaba. A saber: no depender de los demás para grabar lo que queríamos y de la forma que queríamos. Un repertorio en el que, con toda lógica, no todo el mundo tenía por qué creer ni apostar.

- Ustedes casi siempre graban repertorio desconocido o proponen nuevas miradas a obras famosas o, simplemente, estructuran una obra famosa de una manera nueva. ¿Todo lo deciden entre ustedes?

- Un personaje central también es Carlos Céster, en el papel de manager general y encargado también del diseño y del sonido. Carlos es el único a tiempo completo en Glossa; mi hermano y yo compaginamos todo esto con nuestras carreras de instrumentistas; siempre estamos aportando ideas y colaboración en lo que haga falta.

- Glossa debe ser de los sellos más copiados de la actualidad...

- Sucede que Glossa se ha ido ganando un prestigio en el mundo culto, al que contribuyen la excelencia de los músicos de nuestra cuadra. Es verdad que nos copian muchísimo y si a veces eso es fastidioso, en el fondo no deja de ser un orgullo.

Antiguo Stravinsky

- ¿Le gusta el término Música Antigua?

- Relativamente, pues cada vez se hace menos Música Antigua como tal. Cuando comenzaron las tendencias historicistas a principios del siglo XX, lo hicieron recuperando un repertorio olvidado y del que se habían perdido también sus instrumentos, y que se correspondían a repertorios de verdad antiguos, como el medieval o el renacentista. Una vez que las investigaciones avanzaron, se continuó recuperando hacia adelante en el tiempo un repertorio que entonces era interpretado por instrumentos "vivos", pero en su estado evolutivo "actual". Eso llevó a ampliar el repertorio de la Música Antigua al período barroco e incluso el clasicismo, a partir de los años `60 del siglo XX.

- Es decir que, siguiendo ese pensamiento, podría llegar a llamarse Música Antigua una obra del siglo XX.

- Así es. La investigación no se ha detenido y ante la evidencia de que, por ejemplo, los instrumentos y las técnicas del estreno de la "Consagración de la Primavera", el 29 de mayo de 1913, son muy diferentes a los de las orquestas sinfónicas actuales, hasta se podría considerar interpretar hoy como Música Antigua esa obra, ateniéndonos a ópticas y postulados históricos. De tal manera, prefiero el término "interpretación con criterios históricos", pues ello da un campo de acción mucho más amplio a lo que es más una filosofía de la interpretación musical que un mero uso - a veces bárbaro e indiscriminado- de instrumentos "antiguos".

- ¿Qué lo decidió a estudiar e interpretar ese repertorio?

- No lo sé muy bien, pero pienso que es lo mismo que operó a la hora de fundar Glossa: la curiosidad ante lo nuevo, el hastío ante una tradición interpretativa acomodaticia y academicista durante mis años de estudiante, el deseo de salir de los lugares comunes, el hallazgo de unos timbres fabulosos, la convicción de que un compositor escribe para lo que tiene delante (intérpretes y destinantarios) y que fuera de su contexto se puede falsear fácilmente la idea original del autor...".

- ¿Faltan aspectos por abordar en el repertorio antiguo?

- Este es un problema espinoso: de quedar, queda mucho por abordar e, incluso, por descubrir, pero también se está abusando de determinados autores que empiezan a ser ya recurrentes.

- ¿En que hay que insistir?

- En la honestidad de la interpretación y la investigación, y en evitar convertir la música culta en un objeto de consumo de masas y populista con el único fin de ganar dinero. Me refiero a "trestenorizar" la actividad musical en aras de un uso fácil y vulgarizante.

Con la contención de Velázquez

- ¿Puede una versión de una partitura antigua ser considerada "definitiva"?

- Nunca, pues la música es la emoción recobrada de algo que se conoce pero que se recrea una y otra vez, como el agua de los filósofos heraclitianos sofisticados por Zenón: "No entrarás dos veces seguidas en el mismo río; ni siquiera una vez seguida".

- En ese mismo sentido, el intérprete de Música Antigua tiene una labor creadora enorme. En algunos casos hay que construir una partitura y estructurar un sentido para ella.

- Es cierto, y ese es uno de sus encantos, su aventura y, sobretodo, su dosis de "cultura general musical", de la que no podemos prescindir. Es obvio que sólo la intuición, por fenomenal que sea, no vale por sí sola. No quiero ni imaginarme qué pasaría de destruir por error un Rembrandt o un Velázquez, restaurándolo. Cuando nosotros restauramos a Monteverdi lo más que podemos es provocar una cacofonía que, como a las palabras, se la llevará el viento hasta la próxima "ejecución" sumaria.


- ¿Aún hay feudos en la Música Antigua? Es famosa la pelea entre ingleses y latinos... ¿Vivimos ahora en paz o en la guerra fría?

- Ciertamente hay una notable "pax augusta" en estos últimos años. Sigue habiendo escuelas como las inglesas, la holandesa, la francesa, los alemanes y la latina...

- ¿Cuál es el aporte latino?

- A la hora de interpretar Música Antigua, pienso que no nos caracterizamos por esos famosos furor y pasión que nada tienen que ver con nuestro carácter y que, sin embargo, siempre se espera de nosotros. ¿Es que no se dan cuenta los anglosajones o los germanos de que el carácter latino, como mejor se representa es con la contención de Velázquez o Guido Reni, la distancia de El Greco o Caravaggio y el equilibrio de Rivera? Pienso que la pasión desordenada está en El Bosco, en la pintura flamenca y holandesa, y que pocas veces el arte latino se descompensa tanto como el del norte?

- Glossa ha apostado por España y su música. ¿Cómo se enmarca la música barroca española en relación con la que viene de Italia y de Francia?

- España, por su situación geográfica muy excéntrica en Europa con respecto de otros centros poderosos de irradiación cultural (Italia, París, Londres, Flandes), pero por otro lado su influyente poderío político durante los Austrias (siglos XVI-XVII), produce un barroco musical muy personal, influenciado por Italia, pero también por Flandes y, en menos medida, Francia, aunque con unas particularidades muy especiales, típicas de un pueblo culturalmente endogámico y a veces algo miope, y del que no se pueden sustraer una serie de influencias orientales que se reflejan bien en la música popular y sus ritmos. A eso se agrega que, a diferencia de otros lugares en los que el mecenas es el mundo profano, en España el cocinero de la vida musical nacional es, sobre todo, la Iglesia.

- Si en Italia es clave Monteverdi, ¿quién para usted lo es en España?

- Casi no puedo ser objetivo: la música española es mi pasión. Hay nombres como los polifonistas Guerrero, Victoria y Cererols, los vihuelistas, Cabezón, los tonadilleros...

- Hay algunos que incluso escriben Boccherini con "q", Boquerini... Usted es un empecinado difusor de su obra.

- Pues también es un músico de España. Aunque nació en la ciudad toscana de Lucca, desde muy joven fue a España y allí murió; soy amigo de sus descendientes actuales, la familia Boccherini de Madrid, de la misma manera que hubo algún "Escarlati" en la guía telefónica de los años `60, también en Madrid.

"Boccherini fue mi tabla de salvación en mis estudios en el extranjero cuando me atacaba la melancolía de no estar en mi tierra. Cuando mis compañeros franceses reivindicaban a Couperin, los italianos a Corelli y los alemanes a Bach, yo reivindiqué a Boccherini por su españolidad, por su música tan impregnada de ese espíritu español que caló en el compositor apenas llegado a España con 25 años. No sé si es demasiado presuntuoso decirlo, pero si hoy Boccherini es un compositor conocido no por su minuetto, sino por sí mismo, puede que sea gracias a esa "saudade" mía en aquellos años, que cautivó también a mis amigos del Ensemble 415 (lleno de latinos), con los que fuimos de los primeros en grabar Boccherini con cierta regularidad y toda la pasión del mundo".

Tesoros de Glossa
DE OCCULTA PHILOSOPHIA. Disco que se arriesga en una transcripción para laúd barroco de la chacona de la Partita BWV 1004 de Bach sobre el texto "Cristo yacía en sudario de muerte". Con José Miguel Moreno en el laúd y las voces de Emma Kirkby y Carlos Mena. Un disco que despierta curiosidad musical y espiritual. Glossa GCD 920107, 1998.


TIENTOS Y BATALLAS. Propone reconstruir un posible repertorio seisentesco del violín español. Obras de Falconiero, Bruna, Victoria, Botelero, Lorente y De Sola, aparte de varios anónimos. Notable "La Battaglia de Barabaso, yerno de Satanás". La Real Cámara, bajo la dirección de Emilio Moreno. GCD 92030-4, 1999.


LUIGI BOCCHERINI / QUINTETOS CON GUITARRA. José Miguel Moreno con una guitarra de seis cuerdas dobles; junto a él, La Real Cámara, con instrumentos de Gagliano, Storioni y Guarnerius, entre otros. Repertorio que demuestra el interés de Boccherini por la música popular española. Glossa GCD 920305, 2000.


BOCCHERINI / SEI SONATE DI CEMBALO E VIOLINO OBBLIGATO. Jacques Ogg en el clavecín y Emilio Moreno en el violín. Son las obras de Boccherini antes de radicarse en España. Es el Boccherini no hispanizado aún. Glossa GCD 920306,2000. Discos del sello Glossa pueden ser encargados en Chile a través de Musicland, ubicada en Las Condes 6745 (próximamente, en Providencia 2528 Local 41). Fono 211 7000. También están disponibles a través de Internet en disquerías on-line como CDNow y Tower Records.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores