Gonzalo Rojas ama porque ama

Tuvo que llegar a la edad de 83 años, escribir 41 poemas eróticos y recibir las alabanzas en el ChilePoesía para que sus pares recién lo distinguieran. Hablamos de Gonzalo Rojas que, con voz gastada y grave, alucina en un CD con poemas de "¿Qué se ama cuando se ama?".

27 de Marzo de 2001 | 18:07 | Marcelo Cabello, emol.com
SANTIAGO.- Sin duda, el libro de poemas ¿Qué se ama cuando se ama? lo eleva a la categoría de Nicanor Parra, como poeta vivo de principios del siglo 20 en plena producción, y que alega, reclama y exclama la urgencia de amar (y escribir) por mucho tiempo más.

Son 41 poemas amatorios los que componen esta edición de lujo, con fotos y CD con la voz del poeta Gonzalo RojasMe muero en esto, oh Dios, en esta guerra/ de ir y venir entre ellas por las calles, de no poder amar/ trescientas a la vez porque estoy condenado siempre a una,/ a esa una, a esa única que me diste en el viejo paraíso, escribe en el poema que da pie al título de este volumen, con el cual ganó el Altazor 2001 en poesía.

Y, al parecer, este hombre de 83 años, algo presentía. Se sintió uno de los más queridos durante el Encuentro Internacional de Poesía por sus colegas nacionales y extranjeros. Ni hablar del público, mayoritariamente joven, que asistió a los recitales al aire libre dados por los vates del ChilePoesía.

Es más, varias veces fue recordado como el propulsor de la primera cita lírica, allá por 1968, en la Universidad de Concepción. Como rememorara el peruano Antonio Cisneros: "Agradezco esta invitación (a ChilePoesía), porque veo las caras de esos jóvenes que nos reunimos en Chile, hace unos 30 años, gracias a Gonzalo Rojas, y que soñábamos con ser lo que somos ahora".

Se respiraba, desde antes, un aire de homenaje a este hombre (Lebu, 1917), distinguido con los premios Nacional de Literatura (1992), Reina Sofía de España, Octavio Paz de México y José Hernández de Argentina, entre otros galardones.

Compitió, si vale escribir ese verbo, contra Huevos revueltos, de Delia Domínguez; Estar de la poesía o el estilo de las matemáticas, del también músico Mauricio Redolés, y Contra la voluntad, del abogado Armando Uribe. Quizá este último el "hueso más duro de roer".

No obstante, los 41 poemas eróticos y la voz de Rojas en 27 de ellos, recitando y comentando, casi sin distinguir una acción de la otra, son memorables. Inspiradores, para pedir prestados y entregar a una amada.

Rojas pidió, en su agradecimiento, que los aires de libertad son para vivirlos, no respirarlosRescatable es cuando se lamenta: Oh cuanto me arrepiento/ de haber perdido aquella noche, bajo los árboles,/ mientras sonaba el mar entre la niebla/ y tú estabas eléctrica y llorosa/ bajo la tempestad; oh cuánto me arrepiento/ de haberme conformado con tu rostro,/ con tu voz y tus dedos/ de no haberte excitado, de no haberte/ tomado y poseído,/ oh cuánto me arrepiento de no haberte besado.

Verso escrito por Rojas, de quien Julio Cortázar dijo en La Habana en 1968: "Estoy hablando de Gonzalo, el que le devuelve a la poesía muchas cosas que le habían quitado". Es el mismo que, recordando sus juergas y salidas nocturnas con prostitutas de calle San Pablo, escribió: Perdí mi juventud en los burdeles/ pero daría mi alma/ por la luz de los espejos/ de aquel salón, sepulcro de la carne/ el cigarro y el vino.

En "Retrato de mujer", el autor nos envuelve en cualquier adiós: Ponte el vestido rojo que le viene a tu boca y a tu sangre,/ y quémame en el último cigarrillo del miedo/ al gran amor, y vete descalza por el aire que viniste/ con la herida visible de tu belleza. Lástima/ de la que llora y llora en la tormenta.

O el conmovedor verso: Juro que esta mujer me ha partido los sesos/ porque ella sale y entra como una bala loca,/ y abre mi parietales, y nunca cicatriza, así sople el verano o el invierno,/ así viva feliz sentado sobre el triunfo/ y el estómago lleno, como un cóndor saciado,/ así padezca el látigo del hambre, así me acueste/ o me levante, y me hunda de cabeza en el día/ como una piedra bajo la corriente cambiante... en "Carta del suicida".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores