“Dejamos de ser parte del sonido underground” (30/3/2001)

30 de Marzo de 2001 | 00:00 |
“Dejamos de ser parte del sonido underground


Hace cuatro años, el dúo electrónico francés detonó un verdadero fenómeno global acid house con su exitoso álbum debut. Y tras una larga espera, Daft Punk acaba de editar su muy esperado segundo disco, Discovery, que los ha catapultado a un estatus de auténticas superestrellas europeas. Thomas Bangalter, integrante de DP, habló en exclusiva con la Zona sobre el pasado, presente y futuro de uno de los mosqueteros del sonido electrónico francés.


Raúl Márquez M. (30/3/2001)


No fue por simple capricho que Guy-Manuel de Homem-Christo (26) y Thomas Bangalter (26) insistieron en ocultarse dentro de cascos de robot para las sesiones fotográficas de su nuevo álbum. Tampoco se trataba de un homenaje a Kraftwerk. Más bien, la idea era reafirmar su política de perfil bajo que en años anteriores los llevó a utilizar máscaras y evitar a toda costa las fotos a cara descubierta, la fórmula precisa concebida por el dúo para impactar y convivir con la creciente fama sin verse absorbido por ella.

Gracias a esa estrategia hoy pueden llevar una vida relativamente normal, a pesar de la sobreexposición que les pudo significar el éxito masivo de su álbum debut, Homework (1997), el cual, impulsado a la estratósfera de la música electrónica a través de canciones como Da funk y Around the world, llegó a vender dos millones de copias en todo el mundo.

“No podemos contar la verdadera razón de las máscaras y cascos”, advierte Thomas Bangalter, con un dejo de misterio en la voz, desde un teléfono en Miami. Segundos después, aventura una explicación: “En realidad es porque nos gusta expresarnos de maneras diferentes. Tratamos de crear algo visual y lo hacemos de una manera poco convencional. Al mismo tiempo, es entretención”.


¿Cómo se relacionan con la fama y el alto nivel de figuración que han alcanzado en estos días a raíz del nuevo disco?

-Mientras tengamos exposición y no mostremos nuestras caras, es muy conveniente. En nuestra vida diaria, tenemos una relación muy normal con el exterior. Daft Punk está expuesto como entidad, pero nosotros no lo estamos físicamente y eso es muy bueno para nosotros.

Homework apareció cuando la música electrónica era un fenómeno relativamente nuevo a niveles masivos, pero hoy ésta ya se ha vuelto parte del pop. ¿Cuánto incidió en el resultado de Discovery este último cambio de estatus del sonido electrónico?

-Nuestro primer álbum fue una manera de lograr que esta música fuera aceptada. Pero ahora no queríamos hacer lo mismo, porque hubiera sido como hacer una segunda parte de nuestro primer disco y eso no tendría sentido ahora que la gente ya entendió esta música. El problema es que ya se establecieron ciertas reglas y con Discovery quisimos romperlas, diciendo en el fondo que la música house y la electrónica siempre debieran estar redefiniéndose.

¿Compusieron como DJs, pensando en hacer bailar, o como músicos tratando de crear nuevas formas para la electrónica?

-Ninguna de las anteriores. Lo hicimos trabajando mucho las emociones. Homework fue un disco muy físico y orientado al baile, ahora queríamos conservar la parte dance, pero hacer algo nuevo trabajando en una dimensión más emocional y así transmitir sentimientos.

No es poca la gente que hoy mira la música disco y el dance como estilos desechables. ¿Qué es lo que les atrae a ustedes de ella?

-Mucha de esa música puede ser realmente desechable, sobre todo si no tiene algo que te emocione de verdad y solo consiste en superponer técnicas de producción. Nosotros, más que en el estilo mismo, estábamos interesados en capturar una emoción y cristalizar un sentimiento dentro de la música. Así se convierte en algo que querrás guardar. Lo mismo ocurre con otros estilos, porque la emoción es la que le pone alma a la música y por eso tienes rock con alma, disco con alma y funk con alma.

En el disco anterior sus principales influencias provenían de la escena house. Pero ahora, en Discovery, incluso aparecen el rock de Yes y Supertramp y también los guitarristas metaleros...

-Queríamos ampliarnos y no restringirnos a un solo estilo de disco y loops, que es lo que todos están haciendo ahora. Nos gusta esa música, pero también queríamos tener influencias del funk, heavy metal, rock, música clásica, electro y hip-hop. Era una manera de alcanzar un sonido más abierto de mente que expresara emociones con distinta música, para no quedar atrapados en un estilo.

En una revista española se afirma que Discovery es un disco que no se debe juzgar con la cabeza, sino con los pies. Imagino que no estarás de acuerdo con ese comentario.

-Quizás Homework debiera ser juzgado con los pies, pero éste más con el corazón.

Algunas críticas señalan que el primer single, One more time, es de un pop demasiado evidentemente pensado para que lo toquen en cualquier radio. ¿Qué te parece?

-Homework vendió dos millones de copias y hace mucho tiempo que ya no es parte del underground, hoy es un álbum mainstream. Lo sentimos por la gente que piensa así, pero nosotros ya no somos parte del underground; claro que hablo en términos de venta y no de la música. Nosotros todavía hacemos exactamente la música que queremos y somos libres para expresar lo que sentimos.


¿Te sientes cómodo nadando en el mainstream?


Cualquier artista que diga que quiere permanecer en el anonimato del underground estará mintiendo. Un artista, en su esencia, es alguien que crea algo con el alma, con el corazón y con sus creencias. Y nadie va a lamentar que su creación llegue a mayor cantidad de gente.


Únete al club

La ansiedad despertada por la larga espera previa a Discovery hizo que, con seis meses de anticipación, circularan supuestas canciones del nuevo álbum en Napster. Sin embargo, solo eran temas puestos allí por fanáticos del dúo que imaginaban cómo iba a ser el nuevo disco. Pero para satisfacer esa clase de ansia entre sus seguidores, Daft Punk creó un sitio en internet llamado Daft Club (daftclub.com) desde donde se pueden bajar remezclas y canciones no incluidas en el álbum. Al sitio solo se puede ingresar con la clave que trae una tarjeta incluida en cada copia de Discovery y que, gracias a que solo permite bajar un programa por cada PC, los pondría a salvo de la piratería.

Una buena muestra de innovación que los vuelve a poner como ejemplo a imitar, tal como ya les pasó con la reutilización que hicieron en Homework del efecto vocal de los años setenta llamado vocoder para hacer house.

¿Quién empezó el revival del vocoder, ustedes o Cher?

-Fuimos nosotros, con ‘Around the world’ en el primer disco.

¿Notaste un sonido familiar al escuchar Music de Madonna?

-Mucha gente ve cosas en común. Nosotros siempre hemos amado a Madonna, como cantante y una persona que siempre se está reinventando. Probablemente ella nos influenció en la época de ‘Like a virgin’. Y si ahora hay gente que cree que nosotros la influenciamos o si ella misma dice que realmente le gusta lo que hacemos, es algo realmente halagador.

Hace un par de años se habló bastante del French touch, a raíz del éxito que tenían ustedes y otras bandas francesas como Air, Dimitri From Paris y Cassius. ¿Sigue existiendo en la actualidad?

-Lo de ‘French touch’ es algo creado por los periodistas, son solo etiquetas y yo no estoy interesado en ellas. Ahora esos mismos periodistas deben decir si existe todavía o no. En Francia están pasando muchas cosas, pero no soy el mejor para hablar de eso. Vivimos en París, pero he trabajado mucho en el estudio y en un año he salido solo dos noches a los clubes.

¿Estuvo alguna vez en peligro el futuro de Daft Punk, considerando la buena respuesta que obtuviste como solista con tu proyecto Stardust y la canción Music sounds better with you (1998)?

-Nunca. Siempre fue considerado un proyecto momentáneo, pero también tengo previsto seguir haciéndolo en el futuro. Planeamos seguir expresándonos en forma separada y también juntos, mientras estemos felices haciéndolo.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores