Revolución total en el Ballet Nacional

Una mixtura entre danza clásica e independiente es el sello que quiere imprimir el rumano-fráncés Gigi Caciuleanu, como nuevo director artístico, al ballet de la Universidad de Chile. Para ello, al programa 2001 incorporará encuentros informales con el público, presencia de otras disciplinas y una obra italiana del propio coreógrafo.

04 de Abril de 2001 | 15:36 | Marcelo Cabello, emol.com
SANTIAGO.- "Con Gigi nos volamos, se abren grandes apetitos y su proyecto va a remover los conceptos de la danza", asegura Eduardo Salgado, director ejecutivo (s) del Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile, al presentar oficialmente a Gigi Caciuleanu como el nuevo director del Ballet Nacional Chileno.

Quiero que el Ballet Nacional reúna las cualidades del ballet con concepto tradicional, y la rabia de la danza independiente, afirma Gigi CaciuleanuCon estas palabras se dejó en claro que la Casa de Bello permitirá "manga ancha" al coreógrafo rumano-francés con el cuerpo de baile de esa entidad, aunque, claro está, éste tuvo que aceptar un calendario de presentaciones ya hecho desde julio. Gigi fue contactado a partir de octubre, como reconoce la coordinadora Carmen Díaz.

"El respetó el programa, como la presencia de la coreógrafa Ana María Stekelman en el segundo ciclo; las reposiciones Canto Jondo, con premio de la crítica el año pasado; La vindicación de la primavera, de Patricio Bunster; El mar, de Oscar Araiz, mejor montaje en premio APES. Tenemos el estreno de 20 poemas y una canción, de Araneda con composiciones de Marcelo Nilo (...) Todo eso y más habrá, gracias al puente de Gigi, un puente amplio que deja pasar camiones, bicicletas, gente... abrirá un espacio como lo fue el Butoh en los años 40", sostiene Díaz.

¿Y qué dice el aludido director? "Quiero que el Ballet Nacional reúna las cualidades del ballet con concepto tradicional, que viene de Balanchine y que se ve en el Municipal; y también quiero rescatar la rabia de la danza independiente, la rabia de bailar sin recursos, de insistir con el movimiento (...) Será un conjunto dinámico, como el juego del amor, una danza circular, que se acerca, que se aleja, y darle al público una clave para que entienda".

No obstante, inmediatamente este destacado coreógrafo aclara: "No tengo que educar a nadie, porque no tengo la verdad absoluta. Me gusta el diálogo con la gente, por ello hablo de explicar, no para justificarlo porque creo en lo que hago, y tampoco pienso que el público es una entidad estúpida. Hablo de trabajar en un nivel de inteligencia, darle más valor a la danza y también que conozcan los rostros y personalidades de los bailarines".

Dos domingos de cada ciclo, al mediodía, habrá un encuentro informal entre el público y los bailarines, para que conozcan sus rostros, sus personalidades, dice el directorPor ello, Caciuleanu tiene contemplado el programa "Danza + (plus)", en que dos domingos de cada ciclo, al mediodía, habrá un encuentro informal entre artistas y público. "El Ballet Nacional es un embajador del ballet chileno, hay que conocer las inquietudes para representarlo. Es una buena oportunidad para quienes no pueden venir de noche, como los ancianos, o para quienes no tienen dinero".

Otro evento que propone, para diciembre y enero, es la llamada "Casa embrujada" que, según el rumano-francés, busca "aunar a la danza la creatividad de los alumnos de la Universidad de Chile. Trabajar juntos no para dar miedo a los niños, sino para que en cada cuarto, rincón, haya vida".

Como ejemplo del trabajo en conjunto es que Caciuleanu aceptó que la temporada actual se iniciase el 28 de abril, y no el 27 como es de costumbre y en que se celebra como "el día de la danza", para dar paso a la agenda de conciertos de la Sinfónica. "Quise ayudar a los músicos, que vienen saliendo de un conflicto, además de que hay abonos que deben ser respetados, y el público de la orquesta es también nuestro público", añade.

De este modo, el primer ciclo de la temporada de danza (28 de abril, 4, 5, 11 y 12 de mayo, a las 20.00) abre con la figura de Pablo Neruda en 20 poemas y una canción, de Luis Eduardo Araneda, con un ballet que presentará además dos exitosas obras de la compañía: Aurora y Canto Jondo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores