Lentitud y falta de contenido en segunda jornada de Cannes

La japonesa "Distance" y la catalán "Pau i el seu germá" son las primeras ofertas de la segunda jornada, hoy, del 54o. festival de Cannes.

10 de Mayo de 2001 | 12:24 | ANSA
CANNES.- Un lento examen de conciencia de cinco personas emparentadas con los asesinos de una secta religiosa y un filme catalán, ambos carentes de contenido fueron las mustias ofertas de la segunda jornada, hoy, del 54o. festival de Cannes.

"Distance" del japonés Hirokazu Kore-eda era el más potable de los dos al enfocar un tema interesante como el del sentimiento de culpa que une a cinco personas cuyo único crimen es el parentezco con los asesinos de la secta religiosa "Arco de la Verdad" que envenenaron el agua potable de una ciudad matando a un centenar de personas.

"Pau i el seu germá" (Pablo y su hermano) de Marc Recha es una opera prima sin salvación que cuenta el intento de buscar los motivos del suicidio de un joven de parte de su hermano y de su madre que permanecerán incomprensibles por el desgano evidente de estos dos últimos, más interesados en rehacer susvidas que en reconstruir la del pariente.

Kore-eda es un émulo de Yasujiro Ozu. Lentitud narrativa e intimidad temática son también sus herramientas de trabajo.

Los cinco personajes que se encuentran al borde de un lago para recordar a sus parientes muertos examinan también su sentido de culpa y de responsabilidad pero el proceso no parecerevolucionar sus vidas sino confirmar la absoluta impotencia humana en prevenir o cambiar las acciones de sus semejantes.

El problema principal del filme reside en que Kore-eda ha preferido dejar que sus actores improvisasen el diálogo para hacerlo más realista con el resultado de que los intérpretes, en su mayoría ex modelos, dan un curso de banalidad llevada al extremo.

Marc Recha tiene 31 años y antes de "Pau i el seu germá", que es el primer filme catalán admitido al concurso en la historia del festival de Cannes, había dirigido solo dos largometrajes, "El cielo sube" y "El árbol de las cerezas".

Rodado en ambientes naturales, en las agrestes montañas del Pirineo, con luz natural (la fotografía de Héléne Louvart es lo mejor del filme) y sin otra música que el sonido ambiental (que lo identifica con las películas del "Dogma"), "Pau" empieza como un viaje de exploración interior y termina como un vodevil sin gracia con la creación de nuevas parejas y la constatación de que la vida sigue su ritmo.

Pocas veces se ha visto en Cannes un filme con un reparto tan poco agraciado y sin ninguna vis profesional. Recha ha hecho una película que ha desconcertado al público del festival por la falta de motivos exhibida por los personajes que se extendieron al comité seleccionador.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores