Nanni Moretti recibió la Palma de Oro en Cannes

El realizador italiano, cuya película "La stanza del figlio" es una magistral reflexión sobre el amor, el dolor y la muerte, expresó su agradecimiento a todos aquellos que le ayudaron a realizarla.

20 de Mayo de 2001 | 14:15 | EFE
CANNES.- La conmovedora película "La stanza del figlio", del italiano Nanni Moretti, obtuvo hoy la "Palma de Oro" del Festival de Cannes en un fallo que fue aplaudido por parte de la crítica.

El máximo galardón del certamen fue entregado por la actriz Melanie Griffith y su marido, el español Antonio Banderas en un sencillo acto que apenas rebasó la media hora.

La otra gran vencedora de la noche fue la francesa "La pianiste", del austríaco Michael Haneke, que ganó tres importantes galardones: el Gran Premio del Jurado, y los premios de interpretación para sus dos protagonistas, Isabelle Huppert y Benoit Magimel.


La prensa internacional juzgó que si bien "La pianiste" se merecía un premio, galardonarla con tres dejaba fuera del palmarés a cintas muy estimables, como "Taurus", del ruso Alexandre Sojurov o "Vou para casa", del veterano realizador portugués Manoel de Oliveira.

También fue un poco cuestionado el premio a la mejor dirección, que compartieron los estadounidenses Joel Coen y David Lynch cuyas cintas tienen una buena factura técnica pero no aportan ninguna novedad estética.

Ambas parecen estar realizadas con el único objetivo de sorprender al espectador, ya que la supuesta originalidad que proponen se agota en sí misma.

El galardón para el bosnio Danis Tanovic por su trabajo como guionista en "No man's land", en cambio, es merecido ya que con un control absoluto de las emociones ataca frontalmente el concepto de las diferencias raciales y de la guerra.

La cinta que obtuvo la "Palma de Oro" narra la trágica historia de un psicoanalista que pierde a su hijo en un accidente de un modo sutil y efectivo.

Esta es la cuarta vez que Moretti compite en Cannes, tras "Ecce Bombo", en 1978, "Caro diario", en 1994 y "Aprile", en 1998.

El cineasta se presentó ahora a competición con una cinta que obtuvo 12 nominaciones para los premios David de Donatello, de los que finalmente ganó tres, mejor filme, mejor música, para Nicola Piovani y mejor interpretación femenina, para Laura Morente.

La cinta, filmada en Ancona y protagonizada por el propio director, describe la vida cotidiana de una familia burguesa en la que reina una armonía ideal. Un día, este cuadro idílico se rompe con la muerte accidental del hijo.

Después de un tiempo de dolor insoportable, una pesadez de plomo se abate sobre los tres sobrevivientes, cada uno de los cuales elabora el duelo de manera diferente.

Tras el pase, Moretti dijo a propósito de su método de trabajo: "Yo utilizo mis obsesiones personales, las cristalizo en un guión e inmediatamente, ruedo un filme".

Esta es la primera cinta en la que Moretti abandona los asuntos autobiográficos y aborda temas universales. En esta ocasión contó con la ayuda de la guionista Heidrun Schleef y de la escritora Linda Ferri.

Nanni Moretti tiene una personalidad múltiple, pues al trabajo de director, une el de guionista, actor, director de un festival de cortometrajes, distribuidor, descubridor de nuevos talentos y productor.

"Mi principal ocupación -explicó- es, sin embargo, hacer filmes; todo lo demás lo hago en bien de un cine de calidad. En cuanto a mis proyectos -añadió-, tengo dos en la cabeza pero todavía no quiero escribirlos. Todavía llevo encima el dolor del protagonista de 'La stanza del figlio'. Me identifiqué totalmente con el personaje y supongo que me resultará difícil desembarazarme de él para encarar una nueva obra".

En la competición oficial se proyectaron durante dos semanas un total de 23 películas de 12 países, entre ellas la española "Pau i el Seu Germa", del realizador catalán Marc Recha.

El cine latinoamericano llegó a la sección oficial no competitiva "Un Certain Regard", con "La libertad", del argentino Lisandro Alonso e, indirectamente, con la proyección fuera de concurso de la película francesa "Les ames fortes", del realizador de origen chileno Raúl Ruiz, que cerró el certamen.

Los filmes franceses fueron este año, aparte de "La Pianiste", "La répétition", de Catherine Corsini; "La chambre des officiers", de Francois Dupeyron; "Roberto Succo", de Cédric Kahn; y "Va savoir", de Jacques Rivette.

Además de ese país, Europa del Sur estuvo en el certamen con tres países en competición: España con Marc Recha; Portugal con Manoel de Oliveira e Italia con los cineastas Ermano Olmi y el triunfador de esta edición.

Hubo cinco cintas de EE.UU. en competición, incluyendo el filme "Moulin Rouge", de Baz Luhrmann, comedia musical con grandes dosis de "glamour" cuya acción transcurre en París, rodada casi enteramente en Australia, país del realizador, y cuya producción corrió a cargo de un estudio estadounidense.

Aparte de Lynch y Coen, con "Mulholland Drive" y "The man who wasn't there", respectivamente, se presentó el filme de Sean Penn "The Pledge".

Martin Scorsese proyectó en sesión especial "Il mio viaggio in Italia", película documental que reforzó este año de manera particular el acento italiano en Cannes, Ermanno Olmi, exhibió "Il mestiere delle armi", y donde Vittorio de Sica recibió un homenaje.

Japón contó con tres filmes en competición, tres en "Un Certain Regard" y otro en sesión especial.

Por la "Palma de Oro" compitió el maestro Shohei Imamura, con "Akai hashi noshitano nurui mizu", y dos jóvenes compatriotas, Shinji Aoyama, autor de "Desert moon", y Hirokazu Kore-da, realizador de "Distance".

Los temas más tratados este año fueron la violencia, la guerra y la historia, pero también intimidades, como el duelo, la familia, la melancolía, la soledad y la locura.

El jurado del Festival, presidido por la actriz y cineasta noruega Liv Ullmann, protagonista de obras maestras de Ingmar Bergman, estuvo compuesto por las actrices francesas Charlotte Gainsbourg y Sandrine Kiberlain, y la británica Julia Osmond.

También juzgaron las cintas los realizadores Mimmo Calopresti (Italia), Mufida Tlatli (Túnez), Terry Gilliam (EE.UU.), Edward Yang (Taiwán) y Mathieu Kassovitz (Francia), así como el escritor francés Philippe Labro.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores