Comedia de Vodanovic sube a escena

"El delantal blanco" es una sátira reflexiva del fallecido dramaturgo Sergio Vodanovic que ahora estrena oficialmente la compañía "Con-Descendencia". La cita es este viernes 15 en el Teatro Lo Castillo.

14 de Junio de 2001 | 13:05 | Marcelo Cabello, emol.com
SANTIAGO.- Aunque ya la han presentando en funciones privadas -amigos y empresas, aparte del ciclo teatral de un exclusivo balneario-, este viernes 15 será el estreno oficial de El delantal blanco, de Sergio Vodanovic y llevada a las tablas por la juvenil compañía "Con- Descendencia", que dirige Sergio Beltrán.

Esta tragicomedia aborda la relación entre una altanera patrona (Ana María Zabala) y su campechana nana (Claudia Santelices), personajes de mundos distintos que se necesitanLa obra, al muy estilo del extinto dramaturgo (1926-2001), es una crítica social que, pese a sus años de escritura, toca temas tan vigentes en nuestra sociedad.

Aborda la relación tragicómica entre una campechana nana (Claudia Santelices) y su altanera patrona (Ana María Zabala), personajes de mundos distintos e intereses aún más lejanos.

Siempre con ese toque de humor y profundidad que caracterizó la obra del autor de Deja que los perros ladren (1959, Premio Municipal de Santiago) y ¿Cuántos años tiene un día?, entre otras.

En el caso de El delantal..., el director Sergio Beltrán (Hijo de Medea, Cornudo, apaleado y contento, de Bocaccio), aplicó el sistema de improvisación entre las actrices, y aprovechó de cambiar algunos diálogos, lenguajes, estirando la historia de media hora a 75 minutos.

"Siempre me ha gustado la obra de Vodanovic, especialmente este cuento. Adapté los diálogos, considerando que los personajes se necesitan mutuamente, entonces es mucho mejor la improvisación, y se actualizaron algunos conceptos. Por ejemplo, medias de seda ya no se usa, o él escribía sobre comprar trajes de baño y pensé mejor en la compra de ropa usada. Pero la estructura es la misma, porque Vodanovic entrega textos completos", añade.

Durante la puesta en escena, el público podrá develar las relaciones entre ambos prototipos sociales caracterizados con ironía. La dueña de casa que busca "sentirse" una nana al pedirle el vestuario de trabajo a ella ("para ensayar en su taller de teatro", dice); la ingenua asesora del hogar que debe acompañarla a la playa, escuchar sus problemas y sueños. Por cierto, aguantarle todos los arrebatos.

"Estuvimos mostrando la obra en Puerto Velero, y hubo gente que le pareció como un insulto, aunque se trataba de reírse de sí mismas. Nosotras, después íbamos a la playa y veíamos a los personajes en la vida real", recuerda Claudia Santelices, quien conoció al director cuando ella estaba buscando actores para montar Ofelia, de Marco Antonio de la Parra.

A los personajes femeninos, se suman dos masculinos, interpretados por Beltrán: el salvavidas de la playa que flirtea con la dama, y un señor de alcurnia que, confundido por el cambio de ropajes, se lleva a la empleada y no a la patrona. Como ésta, muchas sorpresas y giros en la historia de Sergio Vodanovic que permiten una sonrisa extensa.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores