Editor de "Página 12" presenta recopilación de cuentos

El escritor y periodista argentino Juan Sasturain reunió dos décadas de relatos en su libro "La mujer ducha", publicado en España para dibujar una galería de mundos y paisajes bien definidos teniendo como punto común la fuerza de sus personajes.

21 de Junio de 2001 | 10:45 | AFP
MADRID.- El escritor y periodista argentino Juan Sasturain reunió dos décadas de relatos en su libro "La mujer ducha", publicado en España para dibujar una galería de mundos y paisajes bien definidos teniendo como punto común la fuerza de sus personajes.

"Teniendo en cuenta que todo el mundo en un momento determinadg descubre algo que le da sentido a su vida, en todos estos cuentos la trama se genera a partir de una manía, a partir de una obsesión del personaje central", explicó el autor.

Esta antología de cuentos de Sasturain fue editada por Editorial Sudamericana, que se asoció al Grupo Editorial Plaza & Janés para promocionar desde España a escritrores latinoamericanos poco conocidos en Europa.

"La mujer ducha" fue seleccionada por constituir una recopilación de cuentos escritos hace más de una década y otros nuevos que el autor empezó a escribir hace 20 años, en base al concepto de la aventura y del cambio de rumbo de la vida de sus personajes.

Son cuentos policíacos o sobre fútbol, sobre militares y políticos, de aventuras urbanas en ambientes de los bajos fondos, pero también sobre militantes políticos que hacen pintadas ilegales en las calles.

La obra está enmarcada en esa tradición argentina de la "falsa biografía", en la que el autor no cuenta su vida pero sí narra cuentos en base a ciertos pasajes de su vida.

Actual editor del diario argentino "Página 12", Sasturain residió en Barcelona (nordeste) entre 1989 y 1992, lapso durante el cual publicó varios cuentos y novelas, pero su mayor producción la ha hecho en Buenos Aires.

El cuento que da título a su nuevo libro lo había escrito en 1982 tras la guerra anglo-argentina por las Islas Malvinas, con los militares argentinos aún en el poder pero ya vislumbrándose un cierto clima de libertad política en el país.

Casi veinte años más tarde lo amplió para la edición publica, con el personaje central hablando más de politica y de los daños de la represión.

Los 13 relatos recopilados en "La mujer ducha" son "cuentos de personajes", centrados más en el ser humano que en las situaciones de la propia historia relatada.

Juan Sasturain considera que "no es posible aplicar en los libros" aquella fórmula soñada en la juventud de "compromiso y evasión, pues la evasión es imposible".

Aunque reconoce que "la literatura permite jugar con lo virtual", el autor considera que la propia "literatura es realidad y que, además, enriquece la realidad, pues cada texto enriquece la vida del hombre".

Nacido en Buenos Aires en 1945, Sasturain dice estar "marcado" por la gigantesca y fuerte obra de Jorge Luis Borges, así como por "el peronismo", pues "los escritores de mi generación no podemos zafarnos ni de Borges ni del peronismo, que nos marcó de una forma u otra, por estar en contra o por estar a favor".

Pero asegura que "toda literatura debe ser parricida" y que los jóvenes escritores de hoy "deben matar a los viejos escritores de ayer".

Sin embargo, advierte que no hay que matar el "boom" literario de los años 60 como tal, aunque los jóvenes escritores de hoy piensen diferente y que él mismo afirme no creer "para nada que todo tiempo pasado fue mejor".

"Los autores de más experiencia dicen que los escritores de las nuevas generaciones son menos comprometidos, que no tienen ideales solidarios, pero yo no creo eso, pues los jóvenes de hoy escriben bajo la idelogía de los tiempos de hoy y escriben obras de bastante calidad", explica.

"Gracias a la internacionalización editorial a fines del siglo XX se incrementó la circulación de autores y de libros por diferentes países y continentes, aunque tantos títulos que se publican produzca hoy una lógica confusión en el público", señala.

Para Sasturain, la literatura es el lugar "donde la vida entera cobra sentido". La escritura es su forma de vida más íntima. Por ello, en "La mujer ducha" comparte con el lector emociones y pasiones sumergidas en la nostalgia de sus años mozos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores