Barenboim sacó chispas en Israel

El director de orquesta encendió la polémica cuando durante el Festival de Israel presentó un fragmento de "Tristán e Isolda", obra del músico alemán Richard Wagner.

08 de Julio de 2001 | 09:27 | AFP
JERUSALEN.- La decisión del director de orquesta Daniel Barenboim de interpretar en Jerusalén el sábado sin autorización una obra de Richard Wagner en el marco del Festival de Israel, suscitó una viva polémica en el país este domingo.

El músico alemán (1813-1883) atacó abiertamente a los judíos en su escrito "El judaísmo en la música" (1850).

El nombre de Wagner, vinculado a la creación del Festival de Bayreuth, ha sido asociado en forma muy estrecha al nazismo, aunque el compositor murió 50 años antes de la ascensión de Hitler al poder.

Al término de su concierto, en el que dirigía la orquesta Staatskapelle de Berlín, Barenboim presentó un fragmento de "Tristán e Isolda" de Wagner, haciendo caso omiso de la decisión de la dirección del Festival que no quiso incorporar a Wagner en su programa oficial.

Barenboim pidió a los cerca de 3.000 asistentes que aceptaran su elección al tiempo que indicaba que se trataba de "una iniciativa privada que no tenía nada que ver con el Festival".

La polémica quedó abierta. Según testigos, casi un cuarto de los espectadores se retiraron de la sala para manifestar su descontento.

Algunos gritaron: "Esta música se interpretaba cuando un millón de niños judíos eran enviados a las cámaras de gas".

Mientras Barenboim esperaba que regresara la calma a la sala, un asistente le reprochó: "Acuérdate de los campos, acuérdate de tu pueblo".

Ante el tumulto, Barenboim anunció que renunciaba a su proyecto de interpretar Wagner, pero la mayoría de los asistentes se levantó y lo aplaudió para que sí lo hiciera, cosa que finalmente hizo.

El domingo ante la radio pública, el director de origen argentino, explicó: "Hay gente que sufre respecto de Richard Wanger por terribles asociaciones de ideas, pero Wagner no es culpable y esas personas no tienen derecho a impedir que otras escuchen su música".

"Espero que a partir de ahora las orquestas en Israel podrán interpretar Wagner", agregó.

El diputado del Partido Nacional Religioso, Shaul Ayalom, criticó en la radio pública el domingo con violencia tal iniciativa, calificándolo de "humillante bofetada infligida a las víctimas del Holocausto".

El Parlamento israelí el 2 de mayo en un voto de 17 contra 0 decidió la anulación del concierto en el que Daniel Barenboim quería incluir obras de Wagner.

Para el alcalde de Jerusalén, Yossi Olmert, "cualquiera sea su talento, no es él (Barenboim) quien debe darnos lecciones de moral, que se contente con interpretar la música para la cual fue invitado".

Más contemporizador, el director artístico del festival, Michael Levinson, admitió que "el boicoteo que pesa sobre ese compositor gigante (Wagner) tiene un carácter absurdo" al tiempo que lamentaba que Barenboim "careciera de delicadeza" ante la dirección del festival.

Por su virulento antisemitismo, explicitado en escritos y panfletos, Wagner fue saboteado en Israel. Sin embargo, en los últimos años fue interpretado ocasionalmente en la radio con motivo de algunos conciertos.

Pero ésta fue la primera vez en que una obra del compositor alemán fue interpretada en Jerusalén en el marco de la manifestación cultural más importante del país, el Festival de Israel.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores