García Márquez revela secretos de "Cien años de soledad"

"Teníamos, por supuesto, la máquina portátil con que había escrito la novela en más de un año de seis horas diarias pero no podíamos empeñarla porque nos haría falta para comer", detalló el escritor en su recuento de las angustias económicas de 18 meses en que se dedicó por completo a escribir su obra maestra.

16 de Julio de 2001 | 18:29 | ANSA
MEXICO.- El Premio Nobel de Literatura 1982, el colombiano Gabriel García Márquez, reveló los secretos del manuscrito "Cien años de soledad" que será subastado en Barcelona, España, por más de medio millón de dólares en septiembre próximo.

En la revista "Cambio", de la editorial mexicana Televisa, el literato describió la historia inédita de los originales corregidos de su obra maestra y recuerda las peripecias del envío de su manuscrito a los editores.

García Márquez relata las penurias que enfrentó en 1966 al lado de su esposa Mercedes y sus dos hijos, en la ciudad de México, cuando envió a Francisco Porrua, director literario de la editorial Sudamericana, en Buenos Aires, el paquete de 590 cuartillas.

"Lo único que falta ahora es que la novela sea mala", expresó la esposa de García Márquez, Mercedes, tras el envío de la obra, dividida en dos paquetes ante la falta de dinero para mandarlo en uno solo.

"Teníamos, por supuesto, la máquina portátil con que había escrito la novela en más de un año de seis horas diarias pero no podíamos empeñarla porque nos haría falta para comer", detalló el escritor en su recuento de las angustias económicas de 18 meses en que se dedicó por completo a escribir su obra maestra.

El novelista recordó cómo sus amigos más cercanos, que conocían la situación que atravesaba, "visitaban con más frecuencia que antes, siempre cargados de milagros para seguir viviendo".

Entre esas visitas, García Márquez recordó la de su compatriota, el poeta Alvaro Mutis y su esposa Carmen, así como el escritor mexicano Carlos Fuentes: "Me daban cuerda para que les contara el capítulo en curso de la novela. Yo me las arreglaba para inventarles versiones de emergencia, por mi superstición de que contar lo que estaba escribiendo espantaba a los duendes".

El Premio Nobel dijo que cuando la editorial le mandó la primera copia de las pruebas de imprenta, las llevó ya corregidas durante una fiesta en casa del cineasta español Luis Alcoriza y de su austríaca esposa, Janet Riesenfel Dunning, en la que el invitado de honor era el director de cine el español Luis Buñuel.

"Vi a Alcoriza tan fascinado por la conversación, que tomé la buena determinación de dedicarle las pruebas: Para Luis y Janet, una dedicatoria repetida pero que es la única verdadera, del amigo que más los quiere en este mundo. Junto a la firma escribí la fecha: 1967".

García Márquez señaló que 18 años después, cuando "Cien años de soledad" había hecho carrera, alguien recordó aquel episodio en la misma casa, y opinó que las pruebas con la dedicatoria valían una fortuna.

"Pues yo prefiero morirme antes que vender esta joya dedicada por un amigo", respondió Alcoriza a la sugerencia, mientras García Márquez escribió debajo de la dedicatoria anterior "Confirmado, 1985, Gabo".

El escritor sostuvo que ese documento de 180 folios con 1.026 correcciones de su puño y letra, ahora propiedad del heredero de los Alcoriza, Héctor Delgado, es el que será puesto en subasta pública el próximo 21 de septiembre en la feria del libro de Barcelona "sin participación ni beneficio alguno" de su parte.

García Márquez concluyó: "Lo único que me parece injusto de esta historia y a la vez inverosímil y memorable es que Luis y Janet vivieran sus últimos años con cientos de miles de dólares guardados a salvo del tiempo y las polillas en el fondo del baúl, por la invencible dignidad ibérica de no vender el regalo del amigo que más los quiso en este mundo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores