Escritores del mundo se despiden de Jorge Amado

La muerte de Amado la noche del lunes por un ataque cardíaco a los 88 años de edad acaparó titulares en la prensa de Portugal, España, Italia, Alemania y México y su fallecimiento fue lamentado por colegas como el Premio Nobel José Saramago y el peruano Mario Vargas Llosa.

07 de Agosto de 2001 | 10:02 | Reuters
RIO DE JANEIRO.- Escritores de todo el mundo lamentaron el martes la muerte de Jorge Amado, el más célebre escritor brasileño, cuyos libros difundieron la vida de su estado de Bahia a través de personajes sensuales y picarescos.

La muerte de Amado la noche del lunes por un ataque cardíaco a los 88 años de edad acaparó titulares en la prensa de Portugal, España, Italia, Alemania y México y su fallecimiento fue lamentado por colegas como el Premio Nobel José Saramago y el peruano Mario Vargas Llosa.

"Me acabo de enterar", dijo Vargas Llosa a Reuters por teléfono desde España. "Jorge Amado fue uno de los más grandes escritores de nuestro tiempo, que difundió el mito brasileño en los cinco continentes y en todos los idiomas modernos".

Amado fue un sempiterno candidato al Premio Nobel y el autor brasileño más vendido de todos los tiempos, con 20 millones de copias en casi 50 lenguas.

Fue más conocido por sus personajes sensuales y el ambiente tropical de libros como "Gabriela, clavo y canela" y "Doña Flor y sus dos maridos", convertidos en películas de gran éxito.

"Fue una persona que me ayudó mucho y un gran consejero", comentó el cineasta Nelson Pereira dos Santos, quien adaptó para la pantalla las novelas de Amado "Jubiabá" y "Tienda de los Milagros". "Fue muy importante para el cine brasileño".

El portugués Saramago calificó la muerte de Amado como "una pérdida enorme" para el idioma portugués y la literatura internacional, según la agencia noticiosa Lusa, de Portugal.

"La traducción de su obra a alrededor de 50 idiomas revela la fuerza de sus escritos y el tipo de persona que era", agregó Saramago.

En una entrevista en la radio TSF, el ex presidente portugués Mario Soares, frecuente convidado en la casa de Amado en París, calificó al novelista brasileño de "una de las grandes figuras de nuestro idioma".

El gobierno del estado de Bahia declaró tres días de duelo por la muerte del novelista, mientras miles de brasileños se congregaron en la capital estatal de Salvador para despedirse de su ídolo antes de su cremación.

Sus cenizas serán esparcidas alrededor de un árbol de mango en el jardín de su casa en Salvador, donde vivía con su esposa Zélia Gattai, también escritora.

El diario italiano La República escribió: "Adiós Jorge Amado y gracias por enseñarnos sobre un Brasil que es diverso, colorido, multiétnico y universal".

En México, La Jornada publicó extractos de "Doña Flor" y "Tieta de Agreste", mientras diarios europeos publicaron en sus portadas fotos del canoso autor.

"Yo personalmente estoy muy agradecido con Jorge Amado, quien compartió su amistad y generosidad conmigo cuando yo estaba investigando para un libro en Bahia", dijo Vargas Llosa, cuya novela "La guerra del fin del mundo" relata una batalla entre el ejército y fanáticos religiosos en el nordeste de Brasil.

"El conquistó el mundo con su sentido del humor, su amor por la vida, las mujeres, la comida y su Bahia natal", agregó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores