Cenizas de Francisco Rabal fueron enterradas en su pueblo natal

Un almendro plantado en las cercanías de la vivienda en la que nació hace 75 años, fue el lugar escogido por el actor español para ser enterrado.

31 de Agosto de 2001 | 09:46 | EFE
Asunción Balaguer, la viuda de Francisco Rabal, junto a Eduardo Rodrigo y Teresa, ambos hijos del actor español, durante sus funerales. AGUILAS.- Las cenizas del actor español Francisco Rabal, que falleció el pasado miércoles, reposan desde el mediodía de hoy, como era su deseo, bajo un almendro de la aldea mediterránea que le vio nacer.

Un almendro plantado en las cercanías de la vivienda en la que nació hace 75 años, en la aldea de Cuesta de Gos, en el municipio de Aguilas, en la provincia de Murcia, fue el lugar escogido por el actor para ser enterrado.

Paco Rabal, que sufría una bronquitis crónica, falleció el pasado miércoles a causa de una asfixia durante un vuelo entre Londres y Madrid, que realizó un aterrizaje de emergencia en Burdeos (Francia), donde ayer fueron incinerados sus restos mortales.

En un habitáculo construido para tal fin, las cenizas del actor fueron depositadas este mediodía por su esposa, Asunción Balaguer, y sus hijos Teresa y Benito Rabal, en un acto civil marcado por las muestras de cariño de los más de dos mil vecinos que acompañaron a la familia.

Varias fueron las personas que dedicaron poemas de homenaje al actor, quien recibió su último adiós entre aplausos y cánticos.

Entre los representantes del mundo cine que acudieron a despedir a Rabal estuvieron la presidenta de la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas, Marisa Paredes, y el director de cine Jaime De Armiñán.

Asimismo asistieron miembros del Gobierno y la clase política.

Durante la pasada noche, las cenizas fueron veladas en la Casa de Cultura "Francisco Rabal" de Aguilas, a donde acudieron miles de personas a despedirse del actor.

Al término del funeral, la viuda del actor señaló que estaba viviendo un momento "edificante" porque había comprobado que su marido era "tan del pueblo que lo quería todo el mundo".

Rabal, actor fetiche de Luis Buñuel, con quien trabajó en "Nazarín", "Viridiana" y "Belle de jour", fue galardonado con el Premio Goya a la Mejor Interpretación Masculina por "Goya en Burdeos", de Carlos Saura, en 2000.

También recibió el premio de interpretación masculina en el Festival de Cine de Montreal por su interpretación en "El hombre que perdió su sombra" en 1991.

Rabal, uno de los actores españoles más conocidos a nivel internacional, intervino en unas doscientas películas y con directores de la talla de Buñuel, Visconti, Saura o Antonioni.

Entre su extensa filmografía destacan "La rueda de la vida", de Eusebio Fernández Ardavín (1942); "La Lola se va a los puertos", de Juan de Orduña (1947); "Don Quijote", de Rafael Gil (1947); "María morena", de José María Forqué (1951); "Sor intrépida", de Rafael Gil (1952); o "Todo es posible en Granada", de Saenz de Heredia (1954).

Entre otras muchas películas también figuran las de los últimos años, "Los santos inocentes", de Mario Camus (1983); "¡Atame!", de Pedro Almodóvar (1989); "El hombre que perdió su sombra", de Alain Tanner (1991); la serie de televisión "Nazca", de Benito Rabal (1992); o "Airbag", de Juanma Bajo Ulloa (1997).

También trabajó en "Pequeños milagros", de Eliseo Subiela (1997); "El evangelio de las maravillas", de Arturo Ripstein (1998); "Goya en Burdeos", de Carlos Saura (1999); "Tú qué harías por amor", de Carlos Saura Medrano (1999); "Lázaro de Tormes", de Fernando Fernán Gómez (2000) y "Divertimento", de Jorge García Hernández (2000).

Rabal subió a un escenario por última vez el sábado pasado en Montreal (Canadá), donde recibió el Gran Premio Especial de las Américas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores