Ex compañera de Gloria Trevi ratifica que hubo inseminación artificial

Ieda Souza, una costurera acusada de lavado de dinero que durante tres meses compartió celda con la cantante mexicana, aseguró que ésta no fue violada por policías en prisión.

BRASILIA.- Una ex compañera de cárcel de la mexicana Gloria Trevi afirmó a la prensa brasileña que el embarazo de la cantante fue fruto de una inseminación artificial y que la idea fue de un ladrón de bancos enfermo de Sida que envío cinco veces su semen a la celda de la artista.

Las declaraciones de Ieda Souza, de 41 años, fueron publicadas hoy por el diario "Correio Braziliense" y se suman a los testimonios contradictorios de policías y presidiarios que han convivido con Trevi desde su detención en Río de Janeiro, en enero de 2000.

La cantante, detenida junto con su ex novio y empresario Sergio Andrade y su corista María Raquenel Portillo, tiene siete meses de embarazo y espera por el desenlace del tortuoso proceso de su extradición a México, donde está acusada de corrupción de menores.

El embarazo de Trevi ha sorprendido a las autoridades, que aún no consiguen explicar cómo tuvo relaciones sexuales una detenida con fines de extradición a la que no se le autorizaban las llamadas "visitas íntimas".

Según un informe oficial, Trevi recurrió a una inseminación artificial con semen que le facilitaron Andrade y Marcelo Borelli, un ladrón de bancos que estaba detenido en la misma prisión.

Borelli, enfermo de Sida, admitió en una entrevista con el semanario "Istoé" que conversó con Andrade sobre la posibilidad de la inseminación, ya que según las leyes brasileñas los padres de un niño nacido en el país no pueden ser extraditados.

El ladrón de bancos reveló, además, que cinco veces envió su semen a la celda de Trevi, disimulado en vasos con leche que servían en el desayuno para los presos del cuartel de la Policía Federal en Brasilia.

Ieda Souza, una costurera acusada de lavado de dinero que durante tres meses compartió celda con la cantante mexicana, corroboró la declaración de Borelli y afirmó que Trevi le regaló unos aplicadores vaginales con los que dijo haber practicado la "autoinseminación".

Souza, que fue liberada en septiembre pasado y ha declarado como testigo en la investigación sobre el embarazo de Trevi, aseguró que la cantante no fue violada por policías en prisión, como sostienen la mexicana y sus defensores.

"Ella quería tener un hijo brasileño para quedarse en el país y decía que el padre del niño es Marcelo Borelli", dijo Souza.

La versión de Souza contradice lo declarado por Roberta Menuzzo, otra ex presa que compartió celda con Trevi y que, incluso, ha escrito un libro sobre esos días en prisión.

Menuzzo ha descartado la posibilidad de la "autoinseminación" y asegurado que Gloria Trevi consentía en tener relaciones sexuales con los carceleros a cambio de favores.

En medio de todos los "dimes y diretes" que ribetean el caso, la cantante de "Más Turbada que nunca" y otros éxitos sigue negándose a identificar al padre de su hijo y se prepara para recibir "maletas y maletas" con ropas para bebé que, según sus abogados, llegarán en estos días a Brasilia procedentes de México.

Según han dicho sus defensores a la prensa, el niño se llamará Gabriel Treviño y para el momento de su nacimiento la cantante estará en compañía de su madre, que viajará desde México a Brasilia antes de finales de año.

El proceso de extradición, mientras tanto, seguirá detenido por las vacaciones que paralizarán a los tribunales durante el mes de enero y por el propio estado de la cantante, que ya le no le permite viajar a México antes del nacimiento de Gabriel.

No obstante, un ministro de la Corte Suprema afirmó al diario "Jornal do Brasil", que la artista será extraditada una vez que su hijo haya nacido.

El magistrado, quien según el matutino carioca habría pedido que su nombre no se mencionara, cree que la artista se valdrá de su embarazo de siete meses para impedir la extradición pedida por México, de acuerdo con la Constitución brasileña.

Según el "Jornal do Brasil", esta opinión es casi unánime entre los miembros de la Corte.

"Ningún brasileño será extraditado", dice el artículo 51 de la Carta brasileña. Y el hijo de Gloria Trevi nacerá en Brasil, ya que las compañías aéreas no transportan a mujeres con más de siete meses de embarazo.
EFE/DPA
Domingo, 9 de Diciembre de 2001, 11:23
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion