Destacan a La Celestina como mayor aporte de la cultura hebrea

"Es el primer gran poema dramático, novela o tragicomedia, de la ciudad moderna", afirmó el autor de "La muerte de Artemio Cruz", quien consideró a "La Celestina" como un libro "capital de nuestra lengua", situado en "la raíz misma de nuestra conflictiva civilidad moderna", donde ya se comprueba "el triunfo de la intolerancia".

29 de Mayo de 2002 | 14:10 | EFE
Salamanca, España.- "La Celestina" constituye "la respuesta más alta y permanente de la cultura hebrea de España a la literatura universal", afirmó hoy el escritor mexicano Carlos Fuentes en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, donde fue investido doctor "Honoris Causa" junto al lingúista George Steiner.

Este libro, atribuido al bachiller Fernando de Rojas y cuya primera edición data de 1499, centró el discurso de investidura de Fuentes en el edificio histórico de los antiguos Estudios Salmantinos, creados en 1218.

"Es el primer gran poema dramático, novela o tragicomedia, de la ciudad moderna", afirmó el autor de "La muerte de Artemio Cruz", quien consideró a "La Celestina" como un libro "capital de nuestra lengua", situado en "la raíz misma de nuestra conflictiva civilidad moderna", donde ya se comprueba "el triunfo de la intolerancia".

Fuentes trazó un paralelismo entre la dinámica de las ciudades actuales y la descrita por el joven bachiller de Salamanca al narrar las desventuras de Calixto y Melibea.

"Lo notable de Rojas es que, a la vez que abre las puertas a toda una urbe colectiva movida por la ambición de fama, dinero y sexo, logra centrar este dinámica colectiva, expansiva, en la interioridad de un yo", señaló.

Durante su intervención ante el claustro de la Universidad salmantina, el novelista explicó que "La Celestina" es "reticente, elaborada y reelaborada, indecisa entre el anonimato y la publicidad, apremiada de pretextos".

Para Fuentes, la figura de la vieja buscona que da título a esta obra representa "uno de los personajes definitivos de la realidad literaria, la mujer que transita entre dos mundos: el de la realidad más puntual y el de la magia más inasible".

Como discípulo de grandes maestros del exilio español en la Universidad de México, entre ellos Eduardo Nicol, Manuel Pedroso, y de creadores como María Zambrano o Luis Buñuel, recordó Fuentes la contribución de la Universidad de Salamanca al humanismo como cuna del Derecho Internacional de Francisco de Vitoria, o del pensamiento de Fray Luis de León y Miguel de Unamuno.

El autor compartió honores con el filósofo y lingúista afincado en Estados Unidos George Steiner (París, 1929) por la aportación de ambos al desarrollo y estudio de la Literatura.

El rector, Ignacio Berdugo, destacó la importancia de los nuevos doctores en la cultura contemporánea, al hacer de la lengua y de la literatura "uno de sus signos de identidad más preciados".

Berdugo se refirió a Fuentes como "ese tipo de escritores que nos han seducido hasta hacernos abandonar la perplejidad que mostraban los primeros españoles" que llegaron a México.

Se trata de un "experimentador en el campo del estilo", del intérprete de una realidad que intentaba encontrar sus raíces en la misma historia, adentrándose en los problemas de cada día, añadió el rector.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores