Nuevos productos buscan amenazar el liderazgo de iPod en música digital

La ubicua publicidad promociona el iPod de Apple, el reproductor de música que está definiendo cómo las personas escuchan música en la era digital.

SAN FRANCISCO.- Los ves por todas partes. Siluetas negras contra un fondo amplio, que parecen bailar embelesadas al ritmo de la música que sale de un diminuto aparato que tienen en sus manos.

La ubicua publicidad promociona el iPod de Apple, el reproductor de música que está definiendo cómo las personas escuchan música en la era digital.

Los avisos transmiten un mensaje simple pero seductor: aquellas personas lo suficientemente afortunadas como para poseer un iPod pueden, con sólo pulsar un botón, escapar de los rigores de la vida cotidiana y trasladarse al universo musical que elijan.

Como con muchas cosas hechas por Apple Computers Inc., el iPod representa la fusión de un diseño y una técnica brillantes, unida a una campaña de marketing aún más brillante.

Esto convirtió al elegante artilugio en imprescindible para los escolares, los entusiastas del deporte, los viajeros y cualquiera al que le guste la idea de llevar toda su colección de música en sus bolsillos.

Este grupo de compradores de iPods ayudaron a Apple a robar el protagonismo en el mundillo de la música online a sitios de descargas ilegales como Kazaa y Grokster, que fueron atacados por una avalancha de virus y spyware y por las cientos de demandas presentadas en contra de sus usuarios.

Apple consiguió lo que muchos expertos consideraban imposible: Crear un negocio que vende millones de descargas musicales y que colocará miles de millones de dólares en las arcas de las compañías discográficas y de sus artistas.

Si habla con propietarios de iPods (en esos escasos momentos en que su iPod está desconectado) le dirán lo adictiva que es la experiencia. “No voy a ninguna parte sin él”, dice Carmel Emerson, un empleado que viaja a San Francisco en tren cada día. “Es la banda sonora de mi vida”.

Desde que se lanzara el iPod en 2001, Apple vendió más de tres millones de ellos. Además, vendió casi cien millones de canciones a 99 centavos cada una en la tienda de música iTunes, que goza del favor del 70 por ciento del mercado, según las compañías.

Las ventas de iPods este año son mayores que las de las iMacs, las computadoras más vendidas de la misma compañía de Silicon Valley: 530 millones de dolares en iPods contra 503 millones en iMacs.

Cuatro versiones diferentes del iPod ocupan el “top four” de los reproductores de música más vendidos mientras que el recién lanzado iPod mini - que se puede adquirir en azul, rosa, verde, plateado o dorado - se está vendiendo por bastante más de su precio de 249 dólares debido a su escasez.

Ni siquiera la emblemática tienda de Apple en San Francisco tenía alguno la semana pasada cuando miles de empleados de Apple estaban en la ciudad para una conferencia anual.

Había unos pocos a la venta en el sitio de subastas eBay, pero rápidamente desaparecieron. Diana Johnson del norte de California no tuvo ningún problema en pagar 485 dólares por un precioso modelo rosa para su nieta.

Apple jura que la escasez no forma parte de ninguna campaña publicitaria. El problema, señala la compañía, es que los diminutos discos duros que conforman el corazón del artilugio son tan nuevos que la producción no da abasto para satisfacer la demanda.

Con el lanzamiento en Europa y Asia previsto para los próximos meses, la falta de mini iPods durará hasta fines de este año, incluso aunque Hitachi anunciara una duplicación de la producción de los discos duros de 2,5 centímetros.

Pero el monopolio virtual de Apple en el mundo de la música online podría no durar mucho. El gigante electrónico Sony está presentando el nuevo Walkman esta semana en Tokio y en Estados Unidos el mes que viene. Incluso más pequeño que el iPod, el Walkman tiene el tamaño de una tarjeta de crédito y un grosor de un centímetro.

Puede almacenar más de 13.000 canciones, y, según Sony, tiene una batería de más duración y una mayor protección contra los golpes que su rival. El aparato sincronizará perfectamente con la tienda online de Sony, Connect, que como iTunes de Apple comprime las canciones con un algoritmo de fórmula secreta. Esto permite almacenar más canciones en cada aparato pero al costo de perder calidad.

Microsoft también se está preparando. Próximamente lanzará su software Janus que por primera vez permitirá a los consumidores bajar canciones de una variedad de servicios de música online a una variedad de reproductores de música.

Los primeros comentarios sobre el aparato de Sony son positivos, y el lanzamiento coincide con el 25 aniversario del primer walkman. Aquellos reprouctores portátiles de casetes se convirtieron en unícono de la industria porque cambiaron la forma en que las personas escuchaban la música.

El iPod pudo haber vendido ya tres millones de copias, pero para los restantes miles de millones de habitantes del planeta, Sony y otras empresas tienen ambiciosos planes musicales.
DPA
Miércoles, 7 de Julio de 2004, 16:30
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion