Arqueólogos griegos develan la "morada de Hércules"

Hijo ilegítimo del todopoderoso Zeus, Hércules es conocido sobre todo por las doce tareas que le impusieron los dioses, incluyendo la matanza de un león y de una serpiente de nueve cabezas. Los expertos dicen haber encontrado su lugar de nacimiento.

TEBAS, Grecia.- Costas Kakoseos remueve el polvo y va recogiendo vestigios de historia teñida de leyenda. Está trabajando en un sitio arqueológico denominado "La morada de Hércules", el lugar, según los expertos, donde los antiguos griegos suponían había nacido el héroe.

Tebas, una ciudad sin mayores atractivos a unos 70 kilómetros al norte de Atenas, se alza sobre un notable patrimonio enterrado. La más reciente excavación, iniciada en febrero del 2004, reveló los restos de un altar y antiguas viviendas usadas durante más de 3.000 años.

Vassilis Aravantinos, director del servicio arqueológico regional, dijo que los hallazgos en el lugar concuerdan con descripciones del poeta Píndaro de hace 2.500 años de un altar a Hércules construido en el legendario lugar de su nacimiento.

"Habíamos aguardado durante muchos años este descubrimiento, pero nunca se produjo... Estos hallazgos apoyan las antiguas escrituras", afirmó Aravantinos. "Hay indicios del culto a Hércules", agregó.

Diminutas figuras de bronce, entre ellas una en la que Hércules combate con un león — ambos personajes estáticos como si estuviesen posando para el artista— son una pieza clave de evidencia.

Mientras filtra la tierra por un recipiente con una rejilla metálica en el fondo, Kakoseos arroja en una bolsa de plástico los fragmentos de antiguas vasijas. Separa algunos pocos y los marca con etiquetas pegadizas con indicaciones.

"Seguimos hallando cuentas, huesos y monedas. Hay tantos que ni se imagina", enfatizó Kakoseos, que efectúa buena parte de la delicada tarea de la excavación.

Hijo ilegítimo del todopoderoso Zeus, Hércules es conocido sobre todo por las doce tareas que le impusieron los dioses, incluyendo la matanza de un león y de una serpiente de nueve cabezas.

Ya explorados casi todos los 335 metros cuadrados del sitio, los arqueólogos han recobrado varios centenares de vasijas de cerámica, diminutas estatuillas de bronce, huesos de animales y una gruesa capa de ceniza producida por la combustión de animales sacrificados como ofrenda a los dioses.

Los objetos descubiertos datan del tercer milenio antes de Cristo hasta la era bizantina tardía. La excavación se dispuso después que trabajadores de la construcción removían tierra para construir un hotel. La construcción del hotel quedó suspendida indefinidamente.

El desarrollo urbano en esta antigua ciudad conlleva siempre el riesgo de hallar vestigios históricos en las excavaciones para los cimientos.

"Revisamos cada palada de tierra que se remueve", dijo Aravantinos, cuyo servicio arqueológico está excavando media docena de sitios tebanos. "Debemos hacerlo", añadió.

Agregó que el descubrimiento más reciente había sido largamente esperado por los arqueólogos debido a las leyendas sobre el lugar del nacimiento de Hércules.

Otros hallazgos se van colocando en un pequeño taller junto al museo de Tebas, donde rondan los gatos entre antiguas estatuas de mármol en el patio y cuyas salas están repletas con algunos de los artefactos más deslumbrantes de Grecia.

Los restauradores, con atuendo e instrumental que los hace parecer dentistas, reparan las estatuillas y rehacen vasijas y otros cacharros compaginando una enorme cantidad de fragmentos. El cuarto está lleno de restos adheridos con pegamentos en cajas apiladas, y las mesas desbordan de solventes, escalpelos y adhesivos.

Los descubrimientos de la "Casa de Hércules" no serán exhibidos hasta que se construya un nuevo museo — todavía en la etapa de planificación— para albergar todos los artefactos apilados en los depósitos arqueológicos de Tebas.
AP
Martes, 25 de Enero de 2005, 11:00
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion