Anthony Perkins habría cumplido 75 años de no haber contraído el VIH

El actor, popular por su personaje de Norman Bates en la serie de películas de "Psicosis", murió de sida en 1992.

NUEVA YORK.- Quien haya visto "Psicosis" ya no se ducha sin miedo. Y eso es culpa sobre todo de Anthony Perkins. El actor encarnó al asesino psicópata Norman Bates en el thriller de Alfred Hitchcock del año 1960 con una intensidad extraordinaria.

Bates se convirtió en sinónimo del chico inofensivo con una relación enfermiza con su madre y fantasías asesinas. El grito de su víctima Janet Leigh en la famosa escena de la ducha sigue estremeciendo a los espectadores 45 años después.

El tímido y delicado Perkins interpretó después diferentes variantes del antihéroe perturbado y neurótico. Este miércoles, el actor, que murió de sida el 12 de septiembre de 1992 a los 60 años, hubiera cumplido 75 años.

La opresiva autenticidad de la enfermiza relación de Norman Bates con su madre en "Psicosis" no fue de ninguna manera una prueba de su talento interpretativo.

Su padre, el famoso actor de Broadway Osgood Perkins, murió cuando Anthony tenía cinco años. La relación con su madre evolucionó de forma extremadamente complicada. Sólo un largo tratamiento psicológico le permitió relacionarse con el sexo femenino.

Al parecer, la primera vez que tuvo una relación sexual con una mujer fue a los 39 años, con Victoria Principal, la actriz de "Dallas".

Nunca habló de su homosexualidad, porque seguramente eso le habría arruinado su carrera. Por la misma razón, sólo su esposa, la fotógrafa Berinthia (Berry) Berenson, sabía que se había contagiado con el virus del sida en los años 80.Incluso sus hijos Osgood y Elvis se enteraron sólo poco antes de su muerte.

Desafiante y casi amargo es el tono de la carta de despedida que escribió Perkins: "Aprendí más sobre el amor, el altruismo y la comprensión humana de aquellos que me encontré en el mundo del sida que en el mundo usurero, marcado por la rivalidad, en el que pasé mi vida".

Perkins fue nominado el Oscar por un papel secundario en "Friendly Persuasion" (1955).El jugador de béisbol inestable de "Fear Strikes Out" (1957), el capellán militar marcado por la guerra de "Catch 22" (1970), el científico con delirios de grandeza de "Winter Kills" (1979), el religioso obsesionado con el sexo en "Crimes of Passion" (1984) fueron otros personajes complejos que determinaron su imagen.

Perkins calificó alguna vez el trabajo del actor de "refugio". "No quería ser algo yo mismo, pero me sentía muy feliz de ser otra persona".

Ya a los 14 años se subió al escenario. En 1953 interpretó su primer papel importante en el cine en "The Actress" junto con Jean Simmons y Spencer Tracy.

En "Goodbye Again" (1960) interpretó al amante de Ingrid Bergman y fue distinguido como mejor actor en Cannes. Pero nunca se deshizo de "Psicosis". También interpretó al protagonista de las poco exitosas secuelas de 1983 y 1986. Con "Psicosis III" probó suerte por primera vez como director.

Su último papel en el cine fue en la olvidable comedia "Los gusanos no llevan bufanda" (1992), del español Javier Elorrieta.El destino de Berry, la viuda de Perkins, a la que siempre describió como "una mujer maravillosa", también fue trágico.

Un día antes del noveno aniversario de la muerte de su marido, el 11 de septiembre de 2001, estaba en un avión de American Airlines rumbo a Boston, que unos terroristas estrellaron contra el World Trade Center.

DPA
Lunes, 2 de Abril de 2007, 08:17
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion