Daniel Stingo, el "juez" de Canal 13: "Nunca me han censurado"

La estación católica abrió los fuegos de la guerra de la justicia, y el ex abogado de Buenos Días a Todos es su cara visible. Tras algunas semanas al aire, Stingo le da una mirada al género.

04 de Abril de 2007 | 14:39 | Sebastián Cerda, El Mercurio Online

El juez en el estrado: en "Tribunal Oral" Stingo dicta sentencia en conflictos entre esposos, vecinos y amigos, entre otros que no pueden acudir a un tribunal convencional.

El Mercurio

SANTIAGO.- No sólo guerras de teleseries trajo el marzo televisivo. El inicio de las nuevas temporadas abrió también otros campos de batalla para los canales. El más inusual se dio en un ámbito totalmente nuevo para los medios locales: los programas de jueces.


"Tribunal Oral" (Canal 13), "La Jueza" (CHV) y "Veredicto" (Mega), llegaron a seguir los pasos de "Caso cerrado", de Telemundo, aún emitido por Red TV. El "juez" a cargo del primero de ellos, Daniel Stingo, es el que más horas de televisión acumula, tras un par de temporadas dando consejos legales en Buenos Días a Todos.


Ya con un mes al aire en su nuevo programa, Stingo se declara "muy contento con la partida, fue un debut exitoso, lo que no te asegura nada en el futuro, pero por lo menos ahora estamos muy contentos. Esto es una maratón, no es una carrera de cien metros, por lo tanto hay que tener los pies bien puestos en la tierra".

La semana pasada, "Tribunal Oral" tuvo un rating promedio de seis puntos, prácticamente el mismo que "La Jueza", que se emite una hora antes.


-¿Cómo ve esta verdadera multiplicación de los programas de justicia doméstica, y cómo se ubican ustedes entre ellos?
-Estos programas están hace más de diez años en el mundo, en Estados Unidos están hace mucho tiempo. Se dio la coincidencia de que en Chile partieron varios al mismo tiempo, y yo creo que ocupan el espacio que en algunos casos los tribunales no pueden tomar, y además enseñamos. El programa que yo conduzco tiene una audiencia como las de los tribunales de familia, los penales, y como en el futuro serán los laborales.


-El programa no opera necesariamente sobre leyes, sino también sobre aspectos éticos o morales, ¿cómo influye la línea editorial de Canal 13 en las resoluciones que adopta?
-Nosotros no hemos tenido ni un problema con el Canal. Quizás todos tenemos sentido común, que es lo que tiene que primar al final. Creo que también influye el que tratemos a la gente con dignidad. Entonces, cuando hay un problema que es muy peludo, si sabes tratarlo, no tienes por qué ir contra alguien y nadie se debería sentir herido.


-¿Existen lineamientos?
-No.


-¿No se filtran de algún modo patrones de la Iglesia o de otro tipo?
-A mí no me han dicho nada, nadie me ha hablado ese tema, nunca me han censurado nada. Hemos actuado libremente y con sentido común, sintonizados con Canal 13, que también tiene sentido común.


-En Buenos Días a Todos usted tenía un rol mucho más consultivo, y ahora es más determinante.
-Sí. De panelista pasé a conductor.


-Pero no un conductor cualquiera, sino uno que toma decisiones y que puede influir en la vida cotidiana de las personas.
-Sí, en el matinal a veces podía dar consejos, pero acá tomo una decisión en un caso, y eso es distinto, es más preponderante.


-¿Y en qué radica que las decisiones que tome en el programa efectivamente se concreten?
-Primero, las personas firman un documento en que se comprometen a cumplir con el fallo del juez. Segundo, ellos levantan la mano y juran que van a cumplir. Tercero, es absurdo ir a un programa así y después no cumplir. La gente va, con un sentido de responsabilidad, a que le solucionen su problema.


-¿En qué se diferencia este programa de los otros que se están emitiendo?
-De partida, tenemos abogados, un equipo de ocho profesionales que trabajan en el medio, en la defensoría penal pública, y los fueron a buscar ahí porque son los que mejor alegan. Estudian los casos. Y no sé los demás, pero todos nuestros casos son reales.

Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores