Ex jefe de Mauricio Israel revela mail del fugado rostro de TV con la frase "Ya no tengo sueños"

El publicista y Asesor de imagen Edgardo Daniel Borobio señala también que el comentarista le robó cheques por 19 millones de pesos.

SANTIAGO.- Molesto por ser ligado a una red de estafa y por sentirse traicionado por Mauricio Israel, el  publicista y asesor de imagen Edgardo Daniel Borobio reveló nuevos antecedentes sobre la fuga del rostro de TV.


Borobio era el ex jefe de Israel a través de la agencia “Comunicaciones Centauro”, la que produjo su último programa, “Con el pie derecho”. El profesional contó a través de “La Segunda” que el comentarista, siendo su empleado, le robó tres cheques, cobrando dos de ellos. Uno por siete millones y otro por doce millones de pesos, que su última esposa depositó en su cuenta personal.

Tampoco le gustó que en programas de farándula, se lo relacionara con los fraudes del comentarista. También reveló un correo que le mandó Israel, explicando las razones de su fuga. Éste es su contenido, según se puede leer en “La Segunda” de hoy:

"Daniel, es difícil tratar de explicar lo inexplicable, quizás ahora entiendas un poco esa dispersión que tanto me criticabas. Y ahora, con la distancia y la soledad de este autoexilio, es que me he dado cuenta de lo presionado que estaba por tratar de mantener una imagen y una vida que desde hace un año no me correspondía.

"Al final terminé haciendo todo mal, cometiendo mil errores y mordiendo la mano que me dio de comer. Me siento avergonzado y sé que no merezco consideración. Tú, especialmente tú, fuiste un hermano en los momentos más difíciles y hoy me arrepiento de no haber sido más sincero y contarte con más detalles de la presión a la que estaba sometido.

"Mis problemas tú los conoces, no hay más de lo que te conté, pero en algún momento me sentí tremendamente presionado y actué instintivamente, sin darme cuenta que al final del camino igual había un precipicio.

"El resultado: lo perdí todo, mi familia, mi vida, mi espacio y a un amigo como tú. Quiero que sepas que en esto siempre estuve solo, nadie sabía lo que estaba haciendo y, así como te pude haber traicionado a ti, lo hice también con la Marisol.

"En todo caso ya no habrá más sorpresas, y espero poder, de alguna forma, reparar el mal que he causado. Te ofrezco humildemente mi arrepentimiento y espero de verdad que puedas perdonarme. Acá tendré que partir desde abajo. Estoy mordiendo el polvo, pero tengo claro que es un precio que tengo que pagar.

"Ya no tengo sueños, sólo voy a intentar sobrevivir, pero te confieso que en este momento tengo la guata apretada sobre todo por haberte fallado. Te pido mil veces perdón y estoy disponible para lo que se necesite. Con arrepentimiento, Mauricio".

El Mercurio Online
Lunes, 23 de Marzo de 2009, 15:29
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Magazine
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion