La fórmula incendiaria de Primus encendió las horas finales de Maquinaria

El trío norteamericano, reconocido por su fusión rockera y gusto por la destreza, hipnotizó a sus seguidores, mientras James Murphy inició la fiesta de cierre en el Club Hípico. Snoop Dogg, Stone Temple Pilots y Tiga, son algunos de los que siguen.

13 de Noviembre de 2011 | 23:05 | Por Sebastián Cerda, Emol
Juan Eduardo López, El Mercurio

SANTIAGO.- En la diversidad de esta segunda jornada de Maquinaria, ha habido espacio para prácticamente todo: Hip hop, rock, electrónica y reggae, han formado parte del amplio abanico de estilos con que el evento ha recibido a las cerca de 30 mil personas que hoy llegaron al Club Hípico.


En ese escenario, un nombre como Primus no puede más que calzar a la perfección. Porque es precisamente la diversidad, en esa forma musical que llamamos fusión, la que desplegó el trío norteamericano en su nueva visita al país.


Cerca de diez mil personas siguieron con atención la presentación, a los pies del Transistor Stage, desde la apertura con "Those damned blue-collar tweekers", un tema que abre con el bajo monocorde de Les Claypool, en una introducción que puede mover a engaño.


Porque lo que viene después es la apuesta por la complejidad y los tintes progresivos en su forma menos encapsulada: Los niveles están al gusto de los amantes de la destreza y la acrobacia, pero también de los que fijan la atención en la canción por sobre la ejecución. Todo como parte de una mezcla en cuya carcasa se ven cuotas de metal, pero también mucho de funk. El gusto de Claypool por el slap es la muestra más elocuente.


Todo ello puede quedar perfectamente resumido en "Wynona's big brown beaver", uno de los temas más radiales del trío, y celebrado tanto por fanáticos al pie del cañón como por asistentes de paso.


Y aunque los estadounidenses acapararon la atención en sus 90 minutos, el alternativo Lenovo Stage también vivió algunas de sus horas más agitadas, en diversos sentidos. Por un lado, problemas en los vuelos sembraron la incertidumbre en torno a la presencia de la DJ Ellen Allien, y obligaron a enrocar las presentaciones de James Murphy y Gui Boratto.


Este último apostó por un set insípido para cualquier club, pero que algunos centenares de personas de todos modos siguieron, probablemente a la espera de uno de los mayores nombres en esa tarima: El mencionado Murphy.


Gracias a su pasado como LCD Soundsystem, el neoyorquino reúne como ningún otro los dos conceptos que definen a este escenario (indie y electrónico). Relajado, el músico ahora viene mostrándose como DJ, función que desempeñó con un set hecho para la pista, que logró entusiasmar y mover a las cerca de mil personas que siguieron su paso por Maquinaria.


A esta hora se presenta en uno de los escenarios principales el rapero norteamericano Snoop Dogg, a la espera del cierre rockero con Stone Temple Pilots, y el paralelo festivo con el canadiense Tiga.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores