Maná analiza su exitoso paso por Viña: "Esta fue una noche inolvidable "

Aléx González dijo que el show estuvo "increíble y alucinante" y Fer comentó que si hubiese sabido que tendrían tremendo recibimiento hubiese traído a su hijo de 5 años "para que viera cómo son los chilenos". La banda se despidió asegurando que esperan regresar pronto al Festival.

25 de Febrero de 2013 | 08:15 | Emol en Viña del Mar

VIÑA DEL MAR.- "Sin censura y a lo mexicano, estuvo muy 'cabrón', de 'puta madre', y eso significa que estuvo increíble y alucinante", señaló Alex González, baterista de Maná, acerca de su exitoso paso por el Festival de Viña del Mar.

González, quien en el escenario de la Quinta Vergara celebró su cumpleaños número 44, destacó que "fue una cosa impresionante" la recepción del público que coreó uno a uno todos los temas que conformaron el set list de su show de alrededor de dos horas de duración.


"No se pueden imaginar cómo nosotros oíamos a la Quinta, ¡cantaba fuertísimo!", dijo el baterista, quien destacó que gracias al cariño del "monstruo" tuvo "un cumpleaños inolvidable".


Fer, por su parte, señaló que esta "fue una experiencia lindísima" y aseguró que "tengo un hijo de 5 años y si hubiese sabido cómo iba a estar esto lo habría traído para que viera cómo son los chilenos".


La voz de Maná dedicó su presentación "a toda la gente que ha apoyado nuestra carrera" y recordó, a modo de anécdota, cuando Alex tenía 15 años y le hablaba de lo importante que era el Festival para la carrera de los artistas, diciéndole que "algún día vamos a estar ahí". De eso, ya van cuatro pasos por el certamen.


Sergio Vallín, el guitarrista, secundó las declaraciones de sus compañeros afirmando que "estar en la Quinta es como estar en el cielo".


A pesar de la satisfacción de los intérpretes de "Clavado en un Bar", una vez que bajaron del escenario, Fer indicó que sentía que "nos faltó tiempo" para realizar su show completo, el que dura, aproximadamente, 2 horas y media.


Antes de cerrar su visita a Viña 2013, Maná agradeció las dos antorchas y gaviotas que les obsequió el público, las que dijeron recibir "con mucha humildad", y anunciaron que se las llevarán hasta su oficina en Guadalajara.


"No nos esperábamos recibir estos premios. Para nosotros lo importante era prender a la gente y que lo pasaran bien", dijo González, quien enfatizó en que "esta fue una noche inolvidable para nuestra historia como banda y ojala podamos regresar en el futuro porque disfrutamos mucho tocar aquí".

Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores