Cuestión de apariencias

Un músico chileno fue el encargado de inaugurar hace algunos días la versión española del prestigiado festival de cultura digital Mutek. Es Cristóbal Saavedra, quien bajo el nombre de Equipo y radicado en Cataluña hace once años, estrenó así su octavo disco, Simulaciones.

18 de Marzo de 2015 | 23:37 |

Santiago, Berlín y Barcelona han sido hasta ahora los domicilios en el itinerario de Cristóbal Saavedra, uno de los exponentes chilenos de la música electrónica activos en el circuito de escenarios, festivales y sellos disqueros en Europa. Saavedra es Equipo, el nombre con el que ha producido ya ocho discos desde 2004, el más reciente de los cuales lanzó hace algunos días, el 4 de marzo, en la sexta versión hispana de Mutek, uno de los más relevantes festivales internacionales del rubro.


Es un paso significativo en el recorrido de este músico que partió de Chile en 2001 para instalarse por más de tres años en Berlín antes de fijar residencia en 2004 en Barcelona, justo a tiempo de iniciar ahí su discografía. Equipo ha publicado los discos (…e.q.u.i.p.o…) (2004), por el sello Fueradeserie! que el productor chileno Men-T-Zero montó en la época en Barcelona; Presente (2006) y Usted está aquí (2007) con el netlabel chileno Pueblo Nuevo; los EPs Al norte por el interior y Cruce de brisas (2008) para la etiqueta francesa Rodoid con sede en la ciudad de Lille, y los tres últimos con el sello danés Clang: Adjetivos (2013), Tacto e indiscreción (2014) y el nuevo, Simulaciones (2015).


Mucho antes de todo eso daba sus primeros pasos en escena cuando aún estaba en Chile, como parte de la banda noise Cruela a fines de los años '90, integrada por Anamlor Smith (voz), Cristóbal Saavedra (guitarra), Andrea Lustig (bajo) y Matías Sanhueza (batería). "Por ese entonces las guitarra iban por el noise, ahora llamado shoegazer, el new wave, el post rock y el post punk", recuerda. "Se podría decir que es mi primera banda en estricto rigor, ya que es con la cual estuve más cerca de lograr lo que quería en ese momento a nivel musical".


Hoy el octavo disco de Equipo está disponible en las plataformas de Beatport, Juno, iTunes y Amazon desde el pasado 2 de marzo. Y dos días después de ese estreno la presentación en directo fue además la jornada inaugural de Mutek, donde Cristóbal Saavedra trabajó en Equipo con el diseñador Fabián Taranto en las proyecciones visuales y Ana Rovira  en la iluminación. "Era una gran responsabilidad montar un show que estuviera a la altura de las circunstancias y de el trabajo de un año y medio de producción del álbum", dice.


-¿Cómo es el ejercicio de llevar Simulaciones a una puesta en escena en vivo, y qué cambios haces respecto del disco?
-A partir de la música construimos una narración en la puesta en escena que iba develando el espíritu del álbum. Fui pasando por los distintos tracks, potenciando momentos y creando una relectura del material sonoro. Las visuales partieron del concepto estético del arte del disco, para generar ideas visuales que reaccionaban al beat de la música mediante sensores, y conjuntamente Ana Rovira construyó una mesa transparente que se iluminaba según el momento sonoro, además de crear un ambiente lumínico para la sala".


-En tu currículum ya hay diversas actuaciones en festivales como Bam, Sónar, Panorama, Deleste y varios otros. ¿Qué tiene de distintivo Mutek y qué te pareció como entorno para lanzar el disco?
-Para mí Mutek es el festival o uno de los festivales más prestigiosos del planeta en lo que se refiere a vanguardia digital. Quería participar desde hace años y la oportunidad de abrirlo lanzando mi nuevo disco en la ciudad donde vivo me entusiasmaba de sobremanera. Además las condiciones técnicas y humanas permitieron realizar un show de primer nivel. El resultado me ha dejado muy satisfecho personalmente, al igual que al público.


Para sumar más aportes interdisciplinarios al trabajo, las líneas de presentación de Simulaciones están escritas por Roger Bernat, dramaturgo catalán caracterizado por una aproximación experimental e innovadora que demostró por ejemplo a su paso por Chile en las ediciones del festival Santiago a Mil celebradas en 2013 y 2014.


Bernat anota en esos párrafos sus impresiones sobre la música de Equipo a partir de la esucha del disco en movimiento en medio de una carretera perdida. "Es de noche. Manejo un auto y mi copiloto pone algo de música (…). Parece cercana a esferas post-industriales pero no muestra huella alguna de máquinas ruidosas operadas bajo su superficie sónica".


-¿Es ficción o ese diálogo se dio entre él y "su pasajero", como está relatado ahí?
-Es absolutamente real. Volvíamos de un show en Bélgica, fui poniendo tracks de Simulaciones mientras avanzábamos de regreso y de repente nos perdimos en diversos cruces de la autopista sin dar con el camino que nos llevaba al hotel. Vueltas y vueltas, rotondas y carreteras y vuelta a la autopista. Nos dio para escuchar el disco en un contexto que enriqueció el discurso del álbum.


-"Como toda buena simulación, ha perdido todo contacto con sus referentes, es una realidad de otra dimensión" escribe Bernat ahí. ¿Esa es la simulación a la que te refieres también en la música, que se separa de lo simulado para adquirir un carácter propio?
-El concepto del disco es bastante amplio y, si bien la idea inicial no nace de la simulación en lo que se refiere a lo musical, eso no deja de tener sentido ya que claramente a nivel estético hay referentes y el sonido se va alejando de ellos por el mismo hecho de ser un crossover. Simulaciones parte de la idea de simular ser de una manera y estar en algún lugar, la idea de la simulación de realidad, el ser o comportarse de cierta forma dependiendo del contexto, sin que al final ninguna imagen de algo sea cien por ciento reflejo de su esencia.


"La extinción del ser humano", "Infatuación y resiliencia" o "Corrupción de principios", un nombre que podría coincidir con las últimas noticias políticas y económicas de la actualidad chilena, son los títulos de algunas de las composiciones del disco. "No son títulos ligados a ningún contexto específico", dice Saavedra, "sino a procesos personales que por supuesto son extrapolables a nivel social".


-El primer track, "Corrupción de principios", se refiere al hecho de cuestionarse lo que para uno hasta el momento ha sido lo correcto y dar espacio a la duda, para luego situarse en el opuesto sin juzgarse a sí mismo. Desde esa posición comienza a desarrollarse la narrativa del álbum. Una vez en "Infatuación y resiliencia" vemos cómo el punto de partida puede ser tan intenso como el final. "La extinción del ser humano" es el último track y claramente es una postura política, aunque al mismo tiempo sea la conclusión de un periplo personal.

-Éste es tu tercer disco con Clang, sumando Adjetivos, Tacto e indiscreción y ahora Simulaciones. ¿Hay una especie de trilogía ahí? ¿Tienen entre sí una continuidad distinta, en comparación con los discos que has hecho antes?
-Absolutamente, hay un punto de partida en Adjetivos, donde realizo un giro con respecto a mis trabajos anteriores y logro un sonido duro y catártico. Luego Tacto e indiscreción es hermético y sofisticado, para seguir con Simulaciones, en que la potencia y la oscuridad llegan a lugares más profundos. Desde hace un tiempo estoy trabajando en un próximo disco que sigue esta evolución natural.


-Y en esa línea ¿qué perspectiva tienes ahora de los dos discos que sacaste con Pueblo Nuevo en Chile en 2006 y 2007?
-Con los discos que saqué por Pueblo Nuevo comencé a trabajar cada uno como un álbum conceptual, a diferencia de mi primer LP, que fue compuesto en Berlín y es más que nada una suma de tracks que recorren varios caminos estéticos con un eje narrativo.


-¿Cómo dirías que es tu relación con Chile? ¿Viajas con frecuencia, sigues a la distancia la actividad de acá, desde la musical hasta la de las noticias?
-Tengo sentimientos encontrados. Por un lado me siento muy de ahí pero a la vez siento un gran rechazo con el modus operandi del país a nivel cultural y estructural. Existen momentos en que estoy muy cerca y pendiente y otros en que no entiendo mucho lo que sucede. Me alegra cuando observo cambios de mentalidad a nivel social pero al mismo tiempo entiendo que no voy a ver en vida el país como me gustaría que fuera. Me sucede lo mismo con España y a nivel global, he perdido la esperanza en el ser humano y en su búsqueda de un mundo mejor. Creo que hay un velo que no nos deja ver más allá de nuestro ombligo y esto lo veo como algo patológico.


-¿Qué planes próximos tienes con Equipo y Simulaciones? ¿Alguna visita posible a Chile para tocar?
-En estos momentos estoy en pleno proceso de promoción del disco y planeando presentaciones aún por determinar para el verano europeo y segundo semestre. He estado viajando constantemente por Europa y otros lados del mundo, y he tenido la suerte de percibir el contraste de los diferentes países y culturas. También están dentro de los planes conciertos en Chile en mi próxima visita sin fecha clara por el momento. A nivel musical y cultural mantengo contacto principalmente con la gente que conozco cuando vivía ahí y a los que he ido conociendo aquí y cuando voy a Chile. Creo estar relativamente al tanto de lo que está sucediendo, pero sin la perspectiva de estar viviendo allá.

Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores