Lo que muestra y esconde el Festival Literario de Paraty

La bloguera brasileña Flavia Penido despacha en primera persona desde una de las más importantes citas literarias del continente, que comienza hoy.

04 de Agosto de 2010 | 11:19 | Por Flavia Penido, desde Brasil

El Festival de Paraty se desarrolla en uno de los entornos más bellos entre las citas literarias del mundo.

Otavio Nogueira

PARATY.- Imagínense una ciudad con una animada fiesta, en la que en lugar de música y bailes, miles de personas hablan de libros y literatura de manera liviana y divertida. Puede parecer extraño a primera vista, pero esto es lo que ocurre desde hace ocho años en Paraty, precioso pueblo histórico de Brasil ubicado a la orilla del mar, y donde cerca de 20 mil personas se dislocaron el año pasado en virtud del FLIP (Festival Literario Internacional de Paraty).

La razón no parece sencilla: Desde su primera edición, el encuentro se ha caracterizado por contar con la participación de muchos nombres relevantes de la literatura mundial, entre los que se cuentan Eric Hobsbawm, Gay Talese, J.M. Coetzee, Nadine Gordimer, Richard Dawkins y Paul Auster, por citar sólo algunos. Este año no será menos, y ya está anunciada la participación de figuras como Isabel Allende y Salman Rushdie.

El programa principal del FLIP se estructura a partir de 20 mesas con autores de renombre, que discuten temas literarios, en general relacionados con autores homenajeados.

Sin embargo, el festival es mucho más que eso. Además de las mesas, el programa contempla espacios para los niños (Flipinha), los adolescentes (Flip-zone) y la muy movida Off-FLIP, encuentro paralelo que consta de una serie de eventos patrocinados por la Casa de la Cultura de Paraty, entre los que se incluyen pre-estrenos y proyecciones de películas, obras de teatro, exposiciones y debates, además de numerosos eventos de calle.

Ahora, si ponemos todo este programa en una ciudad hermosa, con un piso peculiar del siglo XVIII llamado "pé-de-moleque" (literalmente, "pie de muchacho"), diferentes estilos de restaurantes, cafés, playas, paseos en barco por uno de los rincones más bellos de la costa brasileña —la frontera entre Sao Paulo y Rio de Janeiro posee aquella costa de "dibujo de niño", con el mar rodeando las montañas y la vegetación de la rica Floresta Atlántica—, paseos por el bosque, baños de cascadas, haciendas donde se degusta la cachaça...

El público también es muy interesante. Aquí se encuentra a personas de todas las edades interesadas en la literatura, y también a aquellos tipos que sólo pretenden interesarse por los libros, pero que en realidad llegan a Paraty a pasear. Son aquellos a los que los brasileños suelen llamar "culturetes", algo así como unos "cheer-leaders" de los libros. Pero tiene su gracia, tengo que admitir...

Además de Rushdie y Allende, para este año se espera a numerosos autores de renombre, entre ellos Robert Crumb, Wendy Guerra y Gilbert Shelton. El autor homenajeado de esta vez es Gilberto Freire, un reconocido historiador brasileño, responsable de una serie de análisis sobre la formación de la sociedad brasileña.

La conferencia inaugural se realizará hoy, y estará cargo del ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso, quien posee un amplio conocimiento sobre el trabajo de Gilberto Freire, gracias a su formación como sociólogo.

¿Se entiende, finalmente, por qué el evento se llama "Festival" y no "Feria"?

Para aquellos que quieran seguir el encuentro, que se realizará desde hoy hasta el domingo 8 de agosto, habrá una transmisión en vivo de las mesas, en el sitio web oficial de FLIP.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores