Finalizó reunión entre Presidente Lagos y jefes de FF.AA.

El ministro de Defensa, Mario Fernández, informó que durante el encuentro se analizó la compra de aviones para la Fuerza Aérea y el avance del proyecto Tridente de la Armada, para la construcción en Chile o la adquisición en el extranjero de ocho fragatas.

28 de Agosto de 2000 | 20:03 | ORBE
SANTIAGO.- El Gobierno de Chile reconoció hoy que mantiene "visiones distintas sobre determinados temas" con las Fuerzas Armadas.

Así lo declaró a la prensa el ministro de Defensa, Mario Fernández, al término de una reunión de más de tres horas en el Palacio de la Moneda encabezada por el Presidente de la República, Ricardo Lagos, con los comandantes en jefe de las tres ramas castrenses.

El encuentro, convocado formalmente para tratar "asuntos institucionales", tuvo lugar pocos días después de que se le retirara la inmunidad parlamentaria al ex gobernante militar Augusto Pinochet, y de una serie de desencuentros entre Lagos y el jefe del Ejército, general Ricardo Izurieta.

Según el ministro de Defensa, esa disparidad de visiones sobre algunos asuntos no enturbia "las relaciones de normalidad" entre el Poder Ejecutivo y las Fuerzas Armadas.

"Las relaciones son normales, lo que ha ocurrido hoy da cuenta de esa normalidad", afirmó.

El ministro detalló que el eje de la reunión fue la adquisición de material bélico de las Fuerzas Armadas, tema en el cual el Presidente Lagos comprometió su "apoyo" a las instituciones castrenses dentro de "los límites de la ley reservada del cobre".

La ley del cobre asigna para compras de armas el 10 por ciento de las ventas de la estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco, la mayor cuprífera del mundo), con un mínimo aproximado a los 240 millones de dólares.

Fernández, quien dio la versión oficial de la reunión a la prensa, destacó que las decisiones sobre la adquisición de material de defensa son "políticas de Estado y no están vinculadas a asuntos coyunturales", en alusión al desafuero de Pinochet y los desencuentros del Mandatario con el jefe del Ejército.

Las diferencias entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas llegaron a su máxima expresión la semana pasada tras la participación del general Sergio Candia, tercera antigüedad del Ejército, en un acto organizado por la Fundación Pinochet que marcó la reaparición del ex gobernante militar tras su desafuero el 8 de agosto pasado.

Esta situación provocó una verdadera guerra de declaraciones de todos los sectores involucrados. Sin embargo, el ministro negó que estos temas de coyuntura hubieran sido abordados en la sesión.

"Se ha abordado el tema de las adquisiciones de una forma madura y constructiva, sin tocar para nada esos asuntos", enfatizó.

El ministro señaló que el Presidente Lagos se comprometió a "impulsar y apoyar" los planes de modernización de las Fuerzas Armadas, pero que no asignará recursos extras en el presupuesto de la Nación para la renovación de material bélico.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores