Denuncian infiltración de extremistas peruanos en conflicto mapuche

Las denuncias de terroristas peruanos infiltrados se suman a las acusaciones de agricultores de la zona de que líderes mapuches han recibido preparación en Chiapas, México.

25 de Enero de 2001 | 20:17 | EFE
SANTIAGO.- Parlamentarios de la oposición denunciaron hoy la infiltración de terroristas peruanos en el conflicto que mantienen algunas comunidades mapuches con empresas forestales en el sur de Chile.

"Obtuvimos antecedentes de infiltraciones de peruanos que huyeron de su país y formaron parte de grupos terroristas y también otros datos que denunciamos en su debido momento y entregamos a los ministerios de Interior y Relaciones Exteriores", afirmó Haroldo Fossa, diputado de Renovación Nacional (RN) por la zona de Concepción, a 500 kilómetros al sur de Santiago.

Las denuncias de terroristas peruanos infiltrados se suman a las acusaciones de agricultores del sector de que líderes mapuches han recibido preparación en Chiapas (México), donde los indígenas se alzaron hace unos años.

Desde fines de la década del noventa, los mapuches han reclamado con fuerza la "devolución" de terrenos que consideran como propios por haber pertenecido a esta etnia desde tiempos ancestrales, lo que se ha traducido en una serie de ocupaciones de predios de empresas forestales.

La mayoría de las tomas se ha centrado en las zonas de Concepción y la Araucanía, a 500 y 650 kilómetros al sur de Santiago, tierras que originalmente pertenecieron a los mapuches y donde vive la mayor parte del millón de indígenas de esta etnia que habita Chile.

Después de más de un año de tregua motivado por un pacto de respeto mutuo con el Gobierno, que comprometió además millonarias inversiones en el territorio donde viven los indígenas, el conflicto entre los mapuches y las forestales resurgió en diciembre pasado.

En los últimos días, varios ataques de encapuchados a predios de empresas madereras han dejado algunos heridos y decenas de mapuches detenidos, mientras que se han desatado incendios en fundos que permanecen ocupados por los indígenas.

Estos incidentes provocaron la reacción de los empresarios, que llamaron al Ejército a intervenir en el asunto y anunciaron la constitución de grupos armados de autodefensa.

En ese sentido, los diputados derechistas José García, Antonio Galilea y Haroldo Fossa pidieron hoy al Presidente Ricardo Lagos que convoque al Consejo de Seguridad Nacional (COSENA) y aplique la ley de seguridad interior del Estado para poner coto a los hechos de violencia que se han registrado en la zona.

Los parlamentarios sostuvieron que la labor de la policía civil ha sido "insuficiente", al igual que mecanismos como la ley antiterrorista, lo que haría necesario la intervención de las Fuerzas Armadas.

El subsecretario de Interior, Jorge Burgos, atribuyó los ataques de encapuchados a las madereras a situaciones de delincuencia común, pero no descartó la posibilidad de aplicar la ley antiterrorista a los cabecillas de los grupos que propician las ocupaciones y alteran el orden en la zona.

La autoridad enfatizó que el Gobierno repudiará cualquier intento de autodefensa de los empresarios afectados, recalcó que "el orden público está en manos de Carabineros e Investigaciones" y precisó que la intervención de los militares en estas tareas corresponde sólo a "estados de excepción".

A través de una declaración pública, Carabineros manifestó su preocupación por el uso de mecanismos de autoprotección "como medio para resolver conflictos".

La policía uniformada señaló que cuenta con el personal suficiente para enfrentar los requerimientos policiales en la región afectada y además posee la capacidad profesional para cumplir cualquier función por muy compleja que sea.

Los parlamentarios derechistas señalaron que las personas comprometidas en hechos de violencia no superan las 150, pero los incidentes han bastado para paralizar las inversiones en la zona.

El diputado democristiano por la zona de la Araucanía, Francisco Huenchumilla, negó que terroristas peruanos se hayan infiltrado en comunidades mapuches y enfatizó que la solución al conflicto pasa por un "nuevo pacto" del Estado con los indígenas.

"El Estado tiene que hacer un nuevo trato con los mapuches, meterse la mano al bolsillo y pagar la deuda que tiene, porque si no estamos pateando el conflicto, dando soluciones de parche y no de fondo al problema. No vamos a tener paz social con esas soluciones", concluyó el diputado, quien es el único parlamentario chileno con apellido mapuche.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores