Esta semana se aclararía crimen de Nora Goldenberg

El 29 de enero pasado, la presidenta de la Fundación Donnenbaum fue hallada muerta de tres disparos en la cabeza, perpetrados por una banda de antisociales que presuntamente habrían ingresado a su domicilio con el objetivo de robar.

12 de Febrero de 2001 | 17:57 | Agencias
SANTIAGO.- Durante esta semana se podría obtener importantes y positivos resultados en la investigación del extraño homicidio de la presidenta de la Fundación Donnenbaum, Nora Goldenberg, quien el 29 de enero pasado fue hallada muerta de tres disparos en la cabeza en el dormitorio de su casa de La Reina.

Según trascendió la tarde de hoy, desde un principio los efectivos de la Brigada de Homicidios, que investiga el caso, habrían descartado que el asesinato de la mujer de 76 años se produjera durante un asalto perpetrado a su domicilio, ya que los autores del hecho no se habrían llevado ninguna especie de valor del inmueble.

Sólo estos últimos días se ha logrado avanzar en la investigación, gracias al testimonio del mayordomo de la casa, Luis Leopoldo Nuñez, quien ya fue dado de alta, ciego de un ojo, luego de permanecer varias semanas internado en el Instituto de Neurocirugía, donde fue intervenido de tres disparos en el cráneo, perpetrados por los autores del hecho.

La policía está trabajando sobre la base de algunos sospechosos y se espera que esta semana se obtengan buenos resultados al respecto, añadieron las fuentes.

El hecho ocurrió la madrugada del 29 de enero pasado, cuando hasta el domicilio de la mujer llegó una banda de desconocidos que sin forzar la puerta del inmueble entraron a la casa dispararon contra el mayordomo y contra Nora Goldenberg que a esa hora dormía en su habitación, especialmente acondicionada para no escuchar ruidos del exterior.

En el hogar, también se encontraba el hijo menor de la víctima, Daniel Donnenbaum de 42 años, quien padece Síndrome de Down, y que no se habría percatado de lo sucedido, por lo que su aporte a la investigación no habría resultado muy significativa.

La víctima, viuda desde hace 20 años de Leopoldo Donnenbaum, era socia de la empresa que lleva el nombre del que fuera su marido y una de las principales proveedoras de cierres para la industria nacional. Además de presidir la Fundación para personas afectadas de Down, manejaba negocios por grandes sumas de dinero.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores