Gobierno destinará más de 5 mil millones de pesos para enfrentar emergencia en I Región

El dinero se utilizará en la reconstrucción de los tres puentes destruidos en el camino Arica-Tambo Quemado y el levantamiento del puente Chacalluta, que una Arica con Perú. Asimismo, cerca de mil millones de pesos serán destinados para ayudar a los 500 agricultores del Valle de Lluta y Azapa que se vieron afectados por las lluvias del denominado "invierno boliviano".

19 de Febrero de 2001 | 20:17 | ORBE
ARICA.- Luego de sobrevolar la zona y dialogar con pobladores, autoridades y agricultores del valle de Lluta, el Presidente de la República, Ricardo Lagos, anunció que el Gobierno destinará 5 mil millones de pesos para reconstruir los tres puentes destruidos en el camino Arica-Tambo Quemado y levantar nuevamente el puente Chacalluta, que une Arica con Perú a través de la Ruta 5 Norte.

En el caso de este último, el Mandatario pudo constatar en terreno los avances en la instalación de un puente Bailey -por parte del Cuerpo de Ingenieros del Ejército- trasladado desde Quillota, que permitirá superar la emergencia mientras se reconstruye una pasarela definitiva, "esta vez de cuatro pistas para estar preparados al tráfico futuro, y recuperar las vías férreas", dijo el Presidente Lagos.

Junto con ello, el Jefe de Estado informó que el Ministerio de Obras Públicas, a través de puentes mecano, restablecerá el tránsito en el puente Santa Lucía y en otros dos puentes cortados en el camino Arica-Tambo Quemado que une esta ciudad con Bolivia.

Asimismo, el Presidente Lagos indicó que se destinarán alrededor de mil millones de pesos para ayudar a los 500 agricultores del Valle de Lluta y Azapa, quienes perdieron parte de sus cosechas y cultivos, vieron destruidas las bocatomas de los canales de riego y sufrieron la muerte de ganado vacuno, bovino, ovino y cerdos.

Estos recursos serán destinados a disminuir la deuda que algunos agricultores tienen con Indap, a reconstruir las bocatomas destruidas, a dar forraje a los animales en las zonas donde no lo tienen y a restablecer los suelos erosionados producto de las crecidas de los ríos y quebradas.

En la oportunidad, el Primer Mandatario manifestó que "es el momento de hacer un estudio para la construcción de un embalse con el fin de que las aguas del Altiplano no terminen en el mar y así aprovecharlas para la agricultura".

La emergencia que afectó a esta zona de la I Región se inició el jueves 15, con la intensificación de las lluvias en el Altiplano, lo que produjo la crecida de quebradas y ríos que aumentaron más de 100 veces su caudal, especialmente en los ríos Lluta y Cóndor.

Como consecuencia de este fenómeno climático, uno de los más violentos de los últimos 40 años, resultaron dañados caminos y puentes, especialmente la ruta que une Arica con Tambo Quemado, en la frontera con Bolivia, y la Ruta 5, al norte de Arica, impidiendo la conexión de esta ciudad con la frontera peruana.

Actualmente quedan 767 personas damnificadas y 2.100 personas parcialmente aisladas. La mayor parte de las familias afectadas pertenecen a la provincia de Arica, aunque también resultaron perjudicados habitantes de la provincia de Parinacota.

El valle del Lluta, con 2.500 acres de cultivos y 500 productores en la zona donde se concentran los mayores daños a la agricultura, resultando 85 bocatomas de canales de riego destruidas y alrededor de 500 hectáreas agrícolas dañadas, algunos con la pérdida total de la capa de suelo.

El Presidente Lagos, durante su visita a la zona, estuvo acompañado por el ministro de Obras Públicas, Carlos Cruz; el ministro subrogante de Agricultura, Arturo Barrera; el subsecretario de Desarrollo Regional, Francisco Vidal; el jefe de la Oficina Nacional de Emergencia, Alberto Maturana; el director Nacional de Vialidad, Pablo Anguita; además de autoridades regionales, locales y parlamentarios de la zona.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores