Mal clima provoca baja de turistas en el litoral central

La Tercera y Cuarta regiones han atraído a los viajeros que escapan de las malas condiciones climáticas que afectan las playas de Algarrobo, El Quisco, El Tabo y otras de la zona central. No obstante, un gran número de veraneantes continúa llegando a Viña del Mar entusiasmado por el Festival de la Canción que se realiza en esa ciudad.

20 de Febrero de 2001 | 16:17 | Agencias
SANTIAGO.- Dadas las malas condiciones climáticas que afectan al litoral central, algunos turistas han optado por marcharse a otros balnearios, en especial de la Tercera y Cuarta regiones, en busca de un clima más temperado y propicio para las merecidas vacaciones.

Este panorama se está registrando esta semana en lo que comprende las playas de Algarrobo, El Quisco, El Tabo y otras de esa zona, pero aún así, contra neblina y llovizna, un gran contingente sigue llegando entusiasmado a las playas de la Quinta Región, en la víspera del inicio del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

En el Hotel O'Higgins la situación sigue siempre igual. Incluso hay más flujo de turistas que alojan en el recinto, por lo que han debido derivarlos a otras instalaciones.

Para los ejecutivos del mencionado hotel viñamarino, "el clima es un problema que se registra sólo en la mañana, no el día completo. La situación de los hoteles se maneja de acuerdo a las reservaciones que hacen los clientes durante el año, y ellas no se cancelan fácilmente".

Una situación similar se vive en el Hotel Marina del Rey, donde no se han registrado problemas derivados del clima.

Para su administrador, Manuel Bravo, "la gente viene con un programa establecido, no están supeditados al tiempo, sino que traen planificadas sus actividades, y lo principal es el Festival de Viña. La capacidad del hotel es de 108 habitaciones y hasta el momento tenemos cinco vacías".

En el Hotel San Martín sí se han registrado algunas deserciones. Su recepcionista, Freddy Reyes, comentó que "hay turistas argentinos que se van durante la semana en busca del sol, pero llegan más viajeros chilenos, que vienen a quedarse a ver el festival. Estos fines de semana el hotel se ha llenado. Hoy, de las 172 habitaciones, tenemos ocupadas 91, con 160 pasajeros registrados. Este año ha sido mejor que el pasado".

Una situación distinta se vive en el Hotel Rokamar donde, según el recepcionista, Rubén Pacheco, "este año ha estado mal en comparación al otro año. El clima nos ha afectado porque hay gente que ha decidido irse a La Serena, sobre todo familias argentinas. De las 28 habitaciones que tenemos disponibles hay ocupadas 20".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores