Quillotanos se oponen a proyecto de ampliación de Central Nehuenco

A juicio del alcalde Luis Mella, en la actualidad la empresa no significa ningún aporte válido para la comunidad de Quillota. Por el contrario, atenta contra el proyecto de desarrollo de la provincia, que ofrece al exterior su producción agrícola.

22 de Febrero de 2001 | 11:39 | ORBE
SANTIAGO.- La inminente aprobación del proyecto de ampliación de la Central Termoeléctrica de Nehuenco en Quillota ha suscitado una fuerte oposición de la comunidad agrícola, la que está preocupada por el deterioro del medio ambiente.

En 1996 la mencionada central se instaló en dicha localidad de la Quinta Región y si bien dio trabajo a los quillotanos en su etapa de construcción, en la actualidad -a juicio del alcalde Luis Mella- la empresa no significa ningún aporte válido para la comunidad, porque al contrario atenta contra el proyecto de desarrollo de la provincia de la Quinta Región, que ofrece al exterior su producción agrícola, que implica el 80 por ciento de su actividad productiva.

"Queremos exportar productos saludables, no sólo saludables porque son limpios, sino porque además son ricos en antioxidantes. En ese escenario nosotros perdimos competitividad con estas dos nuevas turbinas (que se instalarían en la central Nehuenco)", dijo.

Por su parte, la Asociación de Agricultores de Quillota acusó al Gobierno de presionar al Consejo Regional del Medio Ambiente (COREMA) para que apruebe el proyecto y así subir el costo de las acciones, cuyo 38,8 por ciento aún pertenece al Estado.

El dirigente agrícola Santiago Matte indicó que "nosotros creemos que el Gobierno está haciendo un juego sucio, en el sentido que ellos quieren instalar las dos turbinas de ciclo abierto en la central Nehuenco a cualquier costo".

"Nosotros como comunidad nos oponemos rotundamente a la instalación de estas turbinas", enfatizó.

En tanto, en Valparaíso, se realizó una reunión entre los ejecutivos de Colbún y el intendente regional, Raúl Allard, para analizar algunos detalles del proyecto, ocasión en la que se aseguró que esta iniciativa reúne todas las exigencias medioambientales que establece la normativa chilena.

"No hay dudas que los estándares que están en la normativa chilena sobre medio ambiente, sobre emisiones de calidad del aire, se cumplen plenamente en este proyecto de ampliación", explicó Allard.

El próximo 5 de marzo se realizará la sesión de la COREMA, donde esta iniciativa deberá ser sometida a votación.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores