Trágica muerte de un bebé en jardín infantil

El menor se habría asfixiado luego que se le colocó en la boca una huincha adhesiva de 12 por 4 centímetros, para que dejara de llorar.

02 de Marzo de 2001 | 09:36 | ORBE/emol.com
SANTIAGO.- Un bebé de tan sólo seis meses de edad, identificado como Sebastián Navarrete Velásquez, murió ayer a las 16.00 horas asfixiado en un jardín infantil ubicado en el interior del Condominio Parque Los Dominicos, comuna de Las Condes, donde según se pudo establecer se le colocó en la boca una huincha adhesiva de 12 por 4 centímetros para que dejara de llorar.

Al percatarse de que el menor no presentaba signos vitales, el personal del establecimiento lo trasladó hasta el consultorio Aníbal Ariztía. En un primer diagnóstico se pensó que la causa del deceso había sido por muerte súbita pero después se encontró la tela plástica que tenía una leyenda que decía: Soy llorón.

El bebé, cuyos padres viven en la comuna de La Florida, había sido dejado en el plantel a las 09.00 horas. Era el menor de tres hermanos, uno de 2 y otro de 9 años, y en estos momentos se le está practicando una autopsia en el Instituto Médico Legal para determinar con exactitud la causa de su deceso.

El padre del menor, Oscar Navarrete, se manifestó muy afectado y se encuentra a la espera de saber lo que realmente sucedió para poder tomar alguna determinación en relación al caso.

Pasado el mediodía, el Instituto Médico Legal entregará la información sobre la causa exacta de la muerte del menor de seis meses. Sin embargo, ya se encuentran detenidas cinco personas, entre ellas el dueño del establecimiento, Roberto Rodríguez, quien está confeso de la autoría del hecho. Los otros detenidos son su cónyuge y tres educadoras de párvulos que trabajaban en el lugar, quienes serán puestas a disposición del 32 Juzgado del Crimen.

Jardín no tenía reconocimiento de la Junji

Según reconoció en declaraciones a TVN la subdirectora de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), Ofelia Rebeco, el establecimiento no contaba con el reconocimiento de la entidad para poder operar, aunque lo había solicitado en 1999. Sin embargo, en esa oportunidad se verificó que el lugar no cumplía con los requisitos para funcionar.

Según explicó Ofelia Rebeco, estos requisitos son: recepción definitiva de la obra como recinto educacional, certificación del Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente (Sesma), existencia de un proyecto educativo y nutricional si da alimentación, tener un informe de los supervisores de la Junji, contar con personal calificado, material didáctico y equipamiento que cumpla con la normativa técnica que se exige para este tipo de establecimientos.

Ante los hechos, la subdirectora de la Junji explicó que la entidad instruirá a quienes corresponda y se hará parte de las acciones legales.

En tanto, el abogado jefe de la fiscalía de la municipalidad de Las Condes, Juan Pablo Pozo, informó que tomarán contacto con los padres para ofrecer su asesoría legal, que se traducirá en una querella criminal que se presentaría en las próximas horas.

Autoridades llaman a denunciar maltratos

Tras conocer el caso que afectó el menor Sebastián Navarrete, el ministro de Justicia, José Antonio Gómez, hizo un llamado a la población a denunciar casos de maltrato al interior de jardines infantiles.

En entrevista con Radio Agricultura, el secretario de Estado solicitó a todas aquellas personas que tengan información responsable sobre cualquier situación irregular al respecto que hagan la denuncia respectiva ante el Sename o el Ministerio de Justicia, incluso anónimamente si lo desean, y recordó que se encuentra habilitado el número telefónico 800 220 040 con el mismo objetivo.

En tanto, la ministra de Educación, Mariana Aylwin, confirmó que el gobierno se hará parte de las acciones judiciales que se inicien por la muerte del menor.

"La ley expresamente señala que los convenios para las salas cunas tienen que ser en instituciones que cuenten con el reconocimiento de la Junji. En este caso, la Junji negó este reconocimiento porque no se cumplían los requisitos", añadió la secretaria de Estado.

La misma decisión tomó el Servicio Nacional de Menores (Sename) tras conocer el caso, ya que la directora de la entidad, Delia Del Gatto, presentará una querella en contra de quienes resulten responsables de la muerte del niño.

Delia Del Gatto informó que tratará el tema como un caso de maltrato infantil grave y, por lo tanto, su acción será inmediata e independiente del actuar de la familia afectada.

Por su parte, la diputada PPD, María Antonieta Saa, anunció hoy que solicitará que sea obligación que todas las salas cunas demuestren con letreros en sus puertas la autorización de la Junta Nacional de Jardines Infantiles para estar funcionando.

Indicó que de esta forma se informará bien a los padres cuáles son los recintos que están facultados para cuidar a sus hijos, de manera de evitar casos como el ocurrido ayer.

La legisladora dijo que si bien los jardines infantiles y salas cunas no acreditados por la Junji no son ilegales, ya que cuentan con el permiso para iniciar sus actividades, "no cumplen con todas las condiciones para atender a menores de edad".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores