Piden decretar zona de emergencia en regiones con riesgo de aftosa

Los legisladores de la UDI Hernán Larraín y Juan Antonio Coloma propusieron hoy que se entreguen mayores recursos al SAG y Carabineros de la Séptima y Octava regiones, dado que en ese sector "existen numerosos pasos fronterizos y dada las evidencias conocidas de contrabando".

19 de Marzo de 2001 | 12:55 | Agencias
SANTIAGO.- La necesidad de decretar zona de emergencia agrícola en los sectores precordilleranos de las regiones en riesgo de que el ganado pueda contagiarse de fiebre aftosa, manifestaron hoy el senador Hernán Larraín, de la UDI y el secretario general del partido, diputado Juan Antonio Coloma.

Los legisladores de oposición destacaron la importancia de la reacción del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), para impedir el eventual ingreso de la fiebre aftosa al país; no obstante agregaron que es necesario adoptar nuevas medidas.

Ante esta situación, propusieron que se entreguen mayores recursos al SAG y a Carabineros de las zonas en riesgo, como pueden ser la Séptima y Octava regiones, dado que en ese sector "existen numerosos pasos fronterizos y dada las evidencias conocidas de contrabando".

Asimismo, Larraín y Coloma pusieron especial énfasis en que las medidas que ya se están tomando debieran complementarse con la imposición de multas a quienes no colaboren o oculten información sobre el ganado que pueda presentar síntomas de infección.

Al respecto, explicaron que la violación de las epidemias permite la imposición de multas y medidas extraordinarias. Además, Larraín explicó que los recursos del SAG, dirigidos a solucionar este problema, debieran aumentar al doble de lo ya anunciado, es decir, a unos dos mil millones de pesos.

Hernán Larraín señaló también que, para evitar un efecto de "triángulo" que se podría producir con la prohibición de ingreso de carne argentina a Chile (ya que ésta podría entrar al país a través de Paraguay, Uruguay, Brasil, o naciones europeas) se debería prohibir la importación de bovinos desde esos países.

Por su parte, Coloma indicó que con la prohibición de importación de carne argentina, se podría provocar algún incremento (en el precio), "pero las cifras no revelarían un cambio dramático" en los precios.

Insistió que el 60 por ciento de la carne que se consume en el país, se produce en Chile y que el otro 40 por ciento se podría reemplazar importando animales bovinos de países que no estén en riesgo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores